Lucas Lorén: «Para ligar, tampoco hace falta conocer bien un idioma.»

//Lucas Lorén: «Para ligar, tampoco hace falta conocer bien un idioma.»

Lucas Lorén: «Para ligar, tampoco hace falta conocer bien un idioma.»

Podría definirse perfectamente como uno de los Enfants terribles del mundo audiovisual. Con solo 22 años, ya cuenta con una amplia experiencia en el mundo de la comunicación. Ha trabajado para importantes firmas y conocidos diseñadores de moda. Su talento es su mejor excusa; y su cámara, su mejor arma. Al igual que sus vídeos, esta entrevista no dejará indiferente a nadie.

Edad: 22 años

Profesión: Fotógrafo y videógrafo de moda / Estudiante de comunicación audiovisual.

Idiomas: Español, inglés, catalán.

La Entrevista: Entre sesión y sesión pudimos reunirnos con él y hablar de comunicación, moda, cine y fotografía. Unos cuantos cafés después, ya teníamos este magnífico contenido que ahora os mostramos. ¡No os lo perdáis!

Con tan solo 22 años, ¿A qué edad comenzaste a desarrollar tu actividad profesional?

Mi padre es productor y realizador audiovisual, vocación que apenas sin darse cuenta me inculcó desde muy pequeño. Ya con 8 añitos empezó a enseñarme a utilizar su cámara de vídeo hi8, con la que rodé mis primeras piezas audiovisuales. Gran parte de lo que sé se lo debo a mi padre. Con el paso de los años, lo que empezó como un hobby, acabó convirtiéndose en mi pasión. Creo recordar que tenía entre 18 y 19 años cuando tuve mi primer trabajo remunerado como fotógrafo en un evento de moda en la ciudad de Zaragoza. Desde entonces supe que quería dedicarme al mundo de la comunicación.

¿Qué idiomas hablas?

Principalmente castellano. Tengo nociones básicas del inglés y catalán, así que los entiendo perfectamente y  me defiendo, pero no como para mantener una conversación mínimamente profunda. Mi problema con el inglés forma parte de mi lista de errores y cosas pendientes, soy consciente de la importancia del mismo, y no tengo pensado dejarlo aparcado. Antes hablaba mucho más inglés que ahora, pero cuando vine a Barcelona para ponerme a estudiar lo dejé en “stand by”. Tampoco te mentiré y no te negaré que soy bastante vago (risas). Cuando finalice mi formación universitaria tomaré cartas en el asunto, ya que el inglés aprendido en el colegio no es suficiente para poder expresarte. Es más, te diré que creo que no sirve de nada, pues la metodología de trabajo consiste en dar clases de gramática, que no son otra cosa que “fórmulas” para resolver ejercicios que bien podrían ser de matemáticas.

¿Qué países has tenido la oportunidad de visitar gracias a tu trabajo?

Londres y Bruselas. Me ofrecieron también ir a Rotterdam, pero la universidad me lo impidió. Ambos consistían en la realización de un vídeo para la marca Pull&Bear.

¿Crees que es de vital importancia el hecho de conocer la lengua del país al que viajas, o se puede “sobrevivir” sin problema?

Bueno, se puede sobrevivir hasta cierto punto. Yo estuve dos días en cada país, aunque bien podría haber aguantado mucho más. Pude defenderme perfectamente y no tuve ninguna clase de problema, pero he de reconocer que no iba solo. A pesar de todo, para mí el inglés no es una lengua desconocida.

Si tienes la intención de vivir en un país de habla inglesa, considero necesario tener una base mínima. El resto, al final y al cabo, aprendes a hablarlo allí. Estás forzado a hacerlo. Muy negado habría que ser para pasarse un año en Londres, por decir algo, y volver sin saber nada. En definitiva, no lo considero de vital importancia.

¿Cuál dirías que es el idioma  más hablado en el mundo de la moda?

Inglés y francés, aunque principalmente el inglés.

¿Has tenido problemas a la hora de comunicarte en esos páises en los que has estado? ¿Considerarías el idioma como un hándicap?

No, no tuve ninguna clase de problema y no me parece un hándicap. Al menos, a mi no se me presentó como tal. Si hubiese ido solo, algún sudor de gota gorda hubiera caído, pero mi trabajo se habría realizado de la misma manera, sin ningún resultado negativo. En el mundo audiovisual siempre suele haber un publicitario que habla por ti, esa es mi suerte, supongo.

Lo que sí que está claro es que de haber conocido más el idioma hubiese hecho más amigos, incluso a lo mejor hasta ligado. Aunque para eso te diré que tampoco hace falta conocer mucho el idioma…¿no? (risas)

Desde luego que no, pero…¿Alguna vez te has planteado apuntarte a clases de idiomas? ¿Cuáles?

Sí, como te dije antes, el inglés es algo con lo que debo ponerme de inmediato. Sé que no me será difícil porque muchas cosas serán simplemente recordarlas, es cuestión de ponerle interés y tomar mucha práctica de ello. Yo en mi trabajo he tenido que hablar en inglés, y me refiero aquí, en España; bien sea porque de repente tienes que trabajar con un modelo extranjero o te encuentras a cualquier artista internacional en un backstage. Han sido conversaciones breves, pero nos hemos entendido perfectamente. Vamos, por lo menos yo a ellos, no sé lo que pensarán de mi acento…

El francés me parece un idioma fabuloso. Cuando resuelva mi problema con el inglés, estoy convencido de que podré aprenderlo. Además, si se sabe catalán es más sencillo.  Ganas y tiempo tengo, el problema es que a veces me tomo las cosas con demasiada tranquilidad. Poco a poco y con buena letra (risas)

Pero, por ejemplo…¿Qué haces cuando tienes que comunicarte con algún cliente internacional y desconoces su idioma? ¿A quién sueles recurrir? Cuéntanos.

La gesticulación no funciona nada mal ¿eh?. Fuera de bromas, es lo que siempre se dice, pero yo soy muy expresivo y es algo que se me da bien. De todas maneras no voy haciendo el payaso por ahí. A la gente que esté en mi misma situación les recomendaría que tener un diccionario a mano es muy útil. Pierdes más tiempo, sí, ¡pero de alguna manera habrá que entenderse! Lo importante es llegar a la meta. Lo bueno de esta profesión y de muchas otras es que siempre se trabaja en equipo, por lo que en muchas situaciones puedo recurrir a mis compañeros para que me echen un cable.

¿Sueles hacer algún “curso express” o preparar glosarios antes de viajar a algún país a trabajar?

No, como puedes observar, en realidad mi experiencia ha sido escasa, pero no me ha hecho falta. No te niego que no lo pensé, quizá me hubiera dado más seguridad. El hecho de tener algunas frases preparadas te da más fluidez a la hora de expresarte, pero tampoco me quedaba tantos días como para prepararme algo así y a mí me gustan mucho las aventuras (risas). Tengo ganas de que vuelvan a llamarme, esta clase de oportunidades no pueden rechazarse, ¡tienes que tirarte a la piscina!. Espero que la próxima vez me pillen más cultivado. Si me permites, te confesaré que esta entrevista me está motivando a ponerme cuanto antes ¡Gracias!

Gracias a ti, nos alegramos mucho. Para finalizar…seguro que tienes alguna anécdota o historia que te haya ocurrido a causa de una mala o débil comunicación y que nos puedas contar…

Una vez en el aeropuerto esperando a embarcar, estábamos de vuelta para Barcelona y fuimos a comprar algo de comer. Yo, con todo el morro, decidí colarme porque íbamos mal de tiempo, por supuesto de manera discreta, tampoco quería reírme de la gente que dejaba detrás de mi, pero una señora se dio cuenta y empezó a soltarme un discurso kilométrico. Entre el acento tan cerrado que tenía y lo rápido que hablaba no entendí ni media palabra, me quedé tan bloqueado que sólo supe poner cara de perro degollado…  Salí victorioso de la situación y logré pagar antes que ella. Aunque cuando llegué al avión empecé a sentirme mal…

Contacta con él en:

Lucas Lorén-Blog

The Night Bloomers

Video-Reel (Vimeo)

@Lucloren

De |2018-02-03T17:14:08+00:00junio 12th, 2012|Entrevistas|0 Comments

Deja un comentario