Fans del fansubbing y las fan translations

Fans del fansubbing y de las fan translations

/, Español, Traducción & Interpretación/Fans del fansubbing y de las fan translations

Fans del fansubbing y de las fan translations

Que levante la mano el que se quiera salvar, decía Lucrecia. Ella sabía que se acercaba la época del fansubbing, las fan translations, y demás vástagos de la globalización. Su omnisciencia intuía y anticipaba veladas románticas, reuniones de ex alumnos y tardes en familia ante la televisión o el ordenador, todas ellas sazonadas  con un capítulo de tu serie favorita. Un capítulo que no ibas a poder ver porque los subtítulos abarcarían toda la pantalla y un «Ay, qué triste está Tom» se convertiría en un «Hay, que triste esta Tom».

La literatura impresa, eso que conocemos comúnmente como libros, tampoco se libra de este fenómeno. La saga de Harry Potter (literatura al fin y al cabo, el elitismo para quien se lo pueda permitir) es probablemente uno de los ejemplos más abrumadores. Las fan translations hacían que la obra de J. K. Rowling fuese accesible para millones de seguidores que no podían esperar los meses que tardaría en salir a la venta la traducción oficial. Necesitaban su dosis con rapidez, y la necesitaban gratis. Como el funcionamiento de la vida se puede resumir en oferta-demanda, sus deseos eran satisfechos. La calidad, claro está, no estaba en el menú.

¿O sí? Bromas aparte, aunque en ocasiones, lo que se hace por amor al arte acaba por cargarse lo que amas, no siempre es así. Hay calidad en muchos de estos trabajos; gran parte son llevados a cabo por personas que han sido formadas como traductores o que están en pleno proceso. Seamos realistas, ¿encontrarán alguna otra oportunidad de conseguir experiencia, al menos a corto plazo? Difícilmente.

El fansubbing y las fan translations no son algo malo. Aunque lo primero que te dirá el cura es que el mayor engaño del diablo es hacerte creer que no existe, no hay razón para alarmarse. De hecho, hay ejemplos lícitos de esta práctica que tienen una envergadura global, como Wikipedia. Lo realmente malo es lo que la ha provocado (si no tenemos en cuenta la globalización, que, aunque también es algo malo en cierto modo, en otro cierto modo no lo es tanto).

Por alguna razón que desconocemos (y aunque no seamos muy listos hasta ahí llegamos), la idea de que cualquiera puede traducir está tan extendida que a la gente le cuesta pagar por un servicio profesional, que es lo que tiene que hacer. Las traducciones se siguen encargando a tal amigo que sabe un poco de tal idioma o al becario de turno que está haciendo un curso de alemán en la EOI. No se puede negar que el fansubbing y las fan translations son una parte del círculo vicioso, pero no son el origen del problema.

No, no nos hemos vuelto locos. Y sí, seguimos siendo Ontranslation, agencia de comunicación multilingüe y profesionales, entre otras cosas, de la traducción. Del mismo modo que no os recomendamos ir a abortar a una clínica clandestina (aunque a este paso…), tampoco recomendamos encargarle una traducción a alguien que no sea un profesional. Habría que ver si cuando se tome en serio la importancia del trabajo que realizan los profesionales de la traducción se siguen dando estas prácticas.

Dicho esto, que quede claro que a los que ya estamos posicionados estas prácticas no nos perjudican, nuestro público quiere calidad y sabe dónde encontrarla, además, hay quien se esmera lo suyo. El problema es para los que vienen detrás, porque está claro que del amor al arte no se puede vivir, y si se sigue traduciendo y subtitulando gratis quizás acabe siendo contraproducente para ellos.

¿Qué opináis de este tema vosotros que sois unos piratas y unas piratesas?

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.  

Posts relacionados:

#101. La importancia de traducir (bien) las cartas de restaurante

#103. La importancia de traducir (bien) y localizar manuales de instrucciones 

De | 2014-03-13T17:30:52+00:00 marzo 13th, 2014|Crónica, Español, Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario