Cuida a tus clientes, hablen el idioma que hablen.

//Cuida a tus clientes, hablen el idioma que hablen.

Cuida a tus clientes, hablen el idioma que hablen.

La interacción es la base de internet. Eso explica perfectamente que los grandes triunfadores del canal sean las redes sociales, o que plataformas como YouTube o incluso cualquier periódico digital, se conviertan en foros con cada noticia o video publicados.

De este mismo modo, si nos centramos en el ámbito del sector servicios (el sector servicios online), vemos que la tendencia, ya sea en ecommerce, sitios web de hoteles, etc., está en dar mayor protagonismo al equipo de personas detrás del negocio y no al contenido que se puede ver en la pantalla. Por lo tanto, la posibilidad de establecer una relación comercial humana entre negocio y cliente es cada vez mayor y más importante. Resumiendo, la atención al cliente, al igual que en una tienda física, es vital y hay que cuidarla.

¿Pero es sencillo mantener esta relación de manera satisfactoria? No, y requiere una gestión profesional. Responder mails, comentarios u opiniones de los clientes puede parecer algo a priori fácil, pero, ¿qué ocurre cuando tu negocio ha cruzado las fronteras de su mercado geográfico/cultural inicial? ¿Cómo tramitas las consultas o las valoraciones que no están en tu idioma?

Evidentemente no se pueden obviar así sin más. Comentábamos en otro artículo de nuestro blog que un 56 % de los usuarios de internet no compraría un producto cuya descripción no estuviese en su lengua materna. Pues lo mismo ocurre con la atención al cliente. Es un secreto a voces (a voces muy altas) que la gran mayoría de las tiendas online leen y responden las consultas en idiomas desconocidos previo uso de la herramienta de traducción correspondiente. ¡Mal! Es imposible ofrecer un servicio de calidad cuando no sabes ni lo que te dicen ni lo que dices tú. Es más, a corto plazo supondrá la más que probable pérdida de un cliente, pero a largo plazo, si la tendencia se mantiene, supondrá una importante pérdida de beneficios y un daño a tu imagen que a veces resulta irreparable.

Para casos así es imprescindible contar con un equipo de traducción. Algunos dirán que esto retrasa demasiado la respuesta al cliente, algo que no es cierto (sabemos de primera mano que un servicio profesional y de calidad no supone ningún retraso y mucho menos una pérdida de tiempo), pero, de todas formas, ¿qué es lo primordial?, ¿la rapidez o atender a los clientes como te gustaría que te tratasen a ti?

La internacionalización de una tienda online o del sitio web de un hotel, por poner dos ejemplos, no se puede limitar a eso, al sitio web, sino que tiene que ir más allá. De poco sirve tener el contenido de tu portal debidamente localizado si luego no puedes prestar un servicio de atención al cliente profesional a aquellos que consuman tu producto en otros países. Como pasa con todo lo demás en la vida, hacer las cosas bien requiere una inversión, que precisamente se llama así porque repercutirá positivamente en tus ingresos. La traducción profesional de las consultas y las respuestas de los clientes es fundamental, se trata de una inversión segura: es rápida, fiable y en Ontranslation sabemos cómo se hace. Cuida a los que sustentan tu negocio, confía en profesionales.

¿Alguna vez habéis tenido una mala experiencia de atención al cliente por culpa del idioma?

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog. 

Posts relacionados: 

#155. Cross-Border Ecommerce e internacionalización: el futuro del sector 

#148. 5 consejos para aumentar la presencia de tu hotel en la red 

 

De |2014-05-08T17:48:38+00:00mayo 8th, 2014|Sin categorizar|0 Comments

Deja un comentario