Dora Sales: «La falta de comunicación lleva a la creación de estereotipos que aíslan a los seres humanos.»

/, Traducción & Interpretación/Dora Sales: «La falta de comunicación lleva a la creación de estereotipos que aíslan a los seres humanos.»

Dora Sales: «La falta de comunicación lleva a la creación de estereotipos que aíslan a los seres humanos.»

Dora Sales es doctora en Traducción e Interpretación y licenciada en Filología Inglesa, y actualmente trabaja como profesora titular de Documentación Aplicada a la Traducción en el Departamento de Traducción y Comunicación de la Universidad Jaume I de Castellón. Apasionada de la literatura, el cine y los viajes, decidió dedicar su vida a la traducción literaria y especializarse en la literatura poscolonial. Sus líneas de investigación y las publicaciones derivadas de ellas se enmarcan en los ámbitos de la transculturación narrativa, estudios de traducción y estudios de comunicación y mediación intercultural. Precisamente en esta entrevista nos cuenta la importantísima tarea que llevan a cabo los mediadores interlingüísticos e interculturales en la sociedad, a pesar de que en países como el nuestro su figura apenas esté reconocida.

Edad: 38

Profesión: Traductora literaria y profesora de documentación aplicada a la traducción

Lenguas: Inglés y castellano

La entrevista: Dora Sales fue profesora de nuestra gestora técnica de proyectos en Ontranslation, Mar Bayo, durante su etapa como estudiante de Traducción e Interpretación en la Universitat Jaume I. A pesar de que la asignatura de Documentación Aplicada a la Traducción era bastante teórica, Mar recuerda que las clases de Dora eran tremendamente entretenidas y a menudo, divertidas, y por ello siempre la ha recordado con mucho cariño. Su faceta de experta en mediación intercultural e interpretación en el ámbito sanitario despertó el interés de todos los miembros del equipo de Ontrans y quisimos invitarla a participar en nuestro blog. Dora aceptó encantada y, tras intercambiar un par de e-mails con ella, tuvimos la entrevista a punto. Esperamos que la disfrutéis tanto como nosotros.

¿Cómo te presentarías a los lectores de nuestro blog? 

Me interesa la comunicación en general, la transmisión de ideas, historias y emociones. Aunque mi perfil es bastante interdisciplinar, creo que ese sería el hilo conductor, de alguna manera. Por ello no me parece extraño ser una traductora literaria apasionada por la literatura en todos sus formatos e interesada por la mediación intercultural. En cuanto a mi personalidad, aunque definirse es complejo, creo que soy una persona curiosa, me gusta y me motiva aprender y, por ello, embarcarme en proyectos en los que siento que hago cosas que me resultan nuevas y en los que al tiempo puedo aportar algo.

¿Qué lleva a una traductora literaria a formar parte de un grupo de investigación sobre comunicación y mediación intercultural e interpretación en el ámbito sanitario?

Entré en el Grupo CRIT (Comunicación y Relaciones Interculturales y Transculturales) en mi etapa de becaria de investigación, con el interés por la interculturalidad como motor. El grupo es interdisciplinar, aunque la mayoría de sus integrantes proceden del ámbito de la lingüística. Pusimos en marcha proyectos de investigación sobre comunicación intercultural y de una forma natural llegamos a la mediación intercultural, y a ver las conexiones con la interpretación en los servicios públicos. Centrarnos en el contexto sanitario fue una decisión de grupo, porque era el que más nos apetecía y donde veíamos y seguimos viendo muchas necesidades, un campo en el que la cultura tiene gran importancia y en el que nos parecía importante desarrollar nuestros proyectos desde entonces.

Sabemos que actualmente también coordinas el portal Salud y Cultura de la Universitat Jaume I de Castellón. ¿Qué tipo de información e iniciativas lleváis a cabo desde allí?

Es un portal online que surge también como trabajo del Grupo CRIT. Un complemento informativo sobre aspectos comunicativos y sanitarios de diversas culturas del mundo (India y Pakistán, China, África subsahariana…). Aporta datos de esas culturas, para conocer un poco mejor sus patrones comunicativos y también su cultura sanitaria, referencias bibliográficas y, cuando ha sido posible, bibliografía con acceso al texto completo en pdf, a modo de biblioteca de recursos sobre mediación intercultural e interpretación en el ámbito sanitario.

¿Qué importancia tiene actualmente la figura de un mediador interlingüístico e intercultural en ámbitos como el sanitario o el jurídico?

Tanto en el contexto jurídico como en el sanitario, el educativo o cualquier sector de los servicios públicos, la figura mediadora interlingüística e intercultural es importante para posibilitar el acceso al servicio público en igualdad de condiciones para los usuarios y usuarias de otras culturas. El contexto que conozco un poco más es el sanitario, porque es donde hemos desarrollado proyectos. Y ahí sin duda es una figura que resulta de enorme relevancia para posibilitar ese acceso en igualdad de condiciones, para que el personal sanitario pueda entender y hacerse entender con sus pacientes (y los pacientes con quienes les atienden), para deshacer estereotipos surgidos muchas veces del mutuo desconocimiento y fomentar la convivencia intercultural.

Hace apenas unas semanas, el Departamento de Interior de la Generalitat de Catalunya anunció grandes recortes en el servicio de interpretación y mediación en las comisarías; una medida que pretende ahorrar aproximadamente unos 200.000 euros. ¿Qué opinión te merece? ¿Crees que decisiones como esta pueden dañar la imagen de nuestro país de cara al extranjero?

Creo que en estos momentos nuestra imagen de cara el extranjero está bastante dañada, porque que no vayamos a una revolución social cuando estamos gobernados por corruptos por todos lados es algo que no hay quien entienda. Pero centrándome en esta cuestión, es un ejemplo más de cómo los recortes afectan al ámbito social y a la gente, en primera instancia, y cada vez más la ciudadanía está desprotegida a todos los niveles. Llueve sobre mojado. En sanidad, por ejemplo, son excepcionales los hospitales públicos en los que se cuenta con servicio de mediación e interpretación, e incluyo la interpretación en lengua de signos. Así que ahí ya ni se puede recortar porque no hay nada que recortar.

¿Por qué piensas que la tarea del mediador intercultural no está reconocida profesionalmente como debería en España?

Por desconocimiento de su importancia, y por una carencia seria de interés por lo intercultural. Por no olvidar que ni siquiera hay un claro conocimiento y reconocimiento de la profesión de traductor e intérprete en términos generales. Mucha gente sigue pensando que se dedican o pueden dedicarse a ello personas que hablan otras lenguas. No hay un conocimiento real de esta figura profesional, a pesar de que es la más antigua del mundo, o la segunda más antigua, si se me permite la broma. En este orden de cosas, queda un camino largo para que se reconozca la tarea de una figura interdisciplinar todavía más nueva, como es la figura mediadora intercultural, a pesar de que hace siglos existían figuras similares en España, cuando convivíamos cristianos, árabes y judíos. Es una paradoja.

¿Consideras que en otros países sí se valora a los mediadores como merecen? ¿En cuáles? ¿Por qué crees que se dan estas diferencias entre unos países y otros?

En Bélgica hay más reconocimiento, por citar un caso europeo. En Italia falta reconocimiento, pero están trabajando con energía y muy buenas iniciativas desde la mediación interlingüística e intercultural algunos grupos e investigadores individuales en diversos lugares, como Génova o Milán. El reconocimiento ha de ir acompañado de apoyo institucional, como el que tienen en Bélgica, porque sus políticas de convivencia lo entienden y desde ahí se organiza. Pero en España ese apoyo no existe y lamentablemente no creo que vaya a existir a corto o medio plazo.

¿Podrías contarnos alguna anécdota interesante que haya vivido algún mediador de los que participan en vuestro proyecto de investigación CRIT?

Más que interesante, es dura, y da cuenta de la relevancia de la figura mediadora a varios niveles. Hace unos años, en uno de los hospitales públicos en los que hemos colaborado, una mediadora de lengua y cultura árabe se encontró con el caso de un chico joven, marroquí, que llevaba semanas ingresado en el centro en estado terminal por una leucemia. Estaba solo, apenas hablaba español, llevaba viviendo en España año y pico, en situación muy precaria, trabajando en la recolección de frutas y verduras. Las enfermeras apenas se podían entender con él y tenían la idea de que era un poco pasota, porque no las miraba a la cara cuando le hablaban. Al llegar la mediadora y poder contar con ella, habló con el chico y éste por su parte le dijo que las enfermeras se pasaban el día gritándole, riñéndole, pero que les estaba muy agradecido por cuidarle. La mediadora le explicó al chico que las enfermeras no le gritaban o reñían, sino que su tono de voz y gestualidad eran así. En paralelo, a las enfermeras, les explicó que el chico no las miraba a la cara por respeto, porque en su concepción de la estructura social ellas eran personal sanitario, a quien él consideraba socialmente superior, y por edad cercanas a su propia madre. Enteradas del malentendido y de la falsa idea que se habían hecho por puro desconocimiento de los patrones comunicativos de cada cual, las enfermeras se emocionaron porque el chico estaba solo, y en fase terminal. La mediadora colaboró en el proceso administrativo de búsqueda de familiares del chico en su país de origen, y posteriormente en el proceso de papeleos para la repatriación del cuerpo tras el fallecimiento. Las enfermeras y el sacerdote del hospital se volcaron emocionalmente en acompañar al chico, junto con la mediadora, en sus últimas semanas. Siempre recuerdo este caso con el corazón encogido, pensando en que, de no aparecer la mediadora, todo hubiese sido más triste de lo que ya fue. Los desconocimientos y la falta de comunicación llevan a la creación de presupuestos y estereotipos que aíslan a los seres humanos. La mediación pretende ayudar a comunicarnos, a entendernos en nuestras diferencias, y ese es el primer paso hacia la empatía por el otro, sea quien sea. Sin olvidar que cualquiera de nosotros también somos el otro para alguien.

Actualmente estás inmersa en la redacción de un libro que reflexiona (desde la práctica) sobre los dilemas de la mediación intercultural e interlingüística en el ámbito sanitario. ¿Podrías avanzarnos algo?  

Es un libro del Grupo CRIT, en el que los integrantes escribimos cada cual un capítulo o varios sobre dilemas de la figura mediadora. Aspectos como la imparcialidad, el control de la interacción, deontología, la delimitación de funciones, la contextualización cultural… Vamos a plantear reflexiones al respecto, basándonos en la bibliografía existente y, sobre todo, en el corpus de casos reales de intervenciones de las mediadoras que durante dos años han trabajado en dos hospitales públicos dela Comunidad Valencianaa cargo de nuestro último proyecto. De sus vivencias reales, en casi 300 casos, esperamos poder plantear datos y reflexiones que ayuden en algún sentido a quienes están ejerciendo esta labor, así como al personal sanitario.

¿Podrías contarnos alguna anécdota o historia relacionada con los idiomas que te haya ocurrido a ti? (algo gracioso, curioso…)

Una vez, en unas jornadas en Zaragoza sobre literatura, di una charla sobre una novela india, escrita en inglés. La charla era también en inglés. Al bajar del estrado me puse a hablar en español con una amiga que estaba en primera fila, y al momento se me acercó una señora, con cara sorprendida, y me dijo: “¡Qué bien hablas español!”. Me pilló tan desprevenida que me limité a darle las gracias. Luego mi amiga me explicó que la buena mujer pensaba que yo era india. Supongo que me metí tanto en la historia que debí poner un deje de acento indio o similar. Como me hizo gracia, no aclaré mi identidad. Bueno, eso, y que no puedo evitar que se me peguen los acentos. No siempre me salen bien, pero le echo ganas.

Contacta con ella: 

LinkedIn

dsales[at]trad.uji.es

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

Posts relacionados: 

#43. Fernando de Castro “Parlo 16 idiomes, i els he après, a part dels que m’ensenyaren a l’escola, pel meu compte.” 

#47. Guest post: Nacho Duyos: Un galego en Londres

De |2013-07-02T12:09:16+00:00julio 2nd, 2013|Entrevistas, Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario