Además de compañeros de sector, son nuestros vecinos. Cristina y Jordi trabajan en Temas Comunicación, empresa con más de treinta años de trayectoria. Jóvenes, entusiastas y, sobre todo, con ganas de comunicar y de trabajar «echen lo que les echen».

Edad: 33/34

Profesión: Licenciados en Publicidad y Relaciones Públicas. Postgrado en Gestión de Cuentas, Universidad Ramón Llull / Postgrado en Producción Publicitaria y Below the Line, Universidad Ramón Llull.

Lenguas: Nociones de francés / catalán, catellano, inglés.

La entrevista: En cuanto los conocimos hace un par de meses, nos quedamos sorprendidos con ellos y su creatividad. Entonces, fue cuando decidimos hacerles una entrevista. Y ya que somos vecinos, nos acercamos a su oficina y allí charlamos durante una hora sobre todos estos temas que os dejamos a continuación.

 

¿Cuáles son las principales funciones que desempeñáis en vuestra agencia?

En general, somos una agencia de comunicación y de servicios, y hacemos hincapié en lo de servicios. Se trata de nuestra seña de identidad. Queremos y nos gusta estar continuamente aconsejando. Es decir, podemos llegar a hacer de todo. “Si el cliente nos pide que bailemos sevillanas, pues se bailan sevillanas”, eso sí, siempre considerando que sea importante para nuestro cliente. Nuestra agencia se compone de diferentes departamentos: cuentas, creatividad, artes finales, etc. En la agencia somos ocho. En realidad, somos pocos, pero siempre trabajamos en equipo. Nos gusta y nos parece muy importante entendernos mutuamente. Queremos romper con el tópico de que los departamentos no pueden estar juntos, ya que uno de los puntos fuertes de una empresa es el valor de la comunicación interna.

¿Quiénes o qué perfil tienen vuestros principales clientes?

Es difícil definir un perfil estándar. Pero por lo general, se trata de clientes muy fieles desde siempre. Con algunos de ellos, incluso, trabajamos desde hace 30 años. Hay gente que hasta cree que formamos parte de su misma empresa, ya que llegamos a implicarnos muchísimo.

Vuestra página web solo está en catalán y español, ¿No os habéis planteado abrir fronteras internacionalmente?

Trabajamos, sobre todo, dentro del área de Barcelona y alrededores. En el extranjero existen muchas agencias pequeñas que trabajan muy bien. Nosotros llevamos una filosofía de cercanía y del día a día. De momento, no tenemos necesidad de traducir nuestra página web, ya que, hay muy poco texto y creemos que lo que habla por sí solo son las imágenes. De todas formas, no lo descartamos para un futuro.

¿Soléis trabajar con clientes extranjeros? ¿Qué países?

Hace poco, una empresa holandesa (una agencia de viajes) contactó con nosotros para realizar su lanzamiento a nivel nacional. Fue un caso atípico, y no nos quisieron decir porque habíamos sido nosotros los elegidos, simplemente nos comentaron que tenían buenas referencias de nosotros. No tuvimos ninguna clase de dificultad a nivel idiomático, ya que la persona con la que realizamos el proyecto, hablaba español. Por otro lado, una agencia alemana que se dedicaba a E-comerce y a temas de Networking, también se puso en contacto con nosotros, pero solo querian conocer a gente de Barcelona para dar a conocer sus servivios. Hablaban inglés y nos entendimos sin problema.

¿Hay alguien que se encargue expresamente de la comunicación internacional dentro de vuestra agencia?

No. No nos hace falta. Somos pequeños y de momento no tenemos contactos internacionales. Si lo hubiera. Cualquier persona que llevara la cuenta tendría que “buscarse la vida” para entenderse.

¿Qué hacéis cuando necesitáis apoyo en servicios lingüísticos de algún tipo?

Sobre todo, más que traducciones, necesitamos revisiones, sobre todo de catalán y castellano, que tambien se mandan regularmente a revisar. En inglés, solemos recurrir a algún amigo nuestro que emplea el inglés para el trabajo. Por ejemplo, una vez teníamos que entregar un trabajo y llamamos a un amigo. Podríamos haberlo hecho directamente nosotros, pero faltaría el plus de los backgrounds culturales y cojearía en cuanto a matices.

¿Habéis notado alguna diferencia o evolución en este aspecto desde vuestro nacimiento en 1979 hasta la actualidad?

La principal, es el correo electrónico. La comunicación ha dado saltos muy importantes a lo largo de la historia. Las personas mayores no han hecho este salto tan radical, o no acaban de sacarle todo el partido. Por ejemplo, en términos multilingües, refiriéndonos al contacto holandés antes. Hubiera sido impensable hace 30 años. Sin la web, sin el correo, hubiera sido muy difícil hasta tener la reunión. Por ejemplo, la propia cámara de comercio ofrecía la posibilidad de enviar a un intérprete en caso de necesiralo. De haber sido una conversación más técnica, hubiera estado bien, pero era normal y sencilla y no lo necesitamos.

¿Alguna experiencia o anécdota en el mundo de la comunicación multilingüe digna de comentar?

Alguna que otra, hay. Una vez fuimos a Londres. Yo iba preguntando a todo el mundo ya que él era el que mejor se manejaba. Cristina, por comodidad, casi no abrió la boca hasta que llegamos a Camden Town. Ahí decidimos irnos cada uno por nuestro lado para ver lo que nos interesaba. Cristina quería unas bambas…y fue ahí cuando le salió todo el inglés. Conclusión: la necesidad. Si hay que hablar inglés por trabajo, pues se habla.

En otro viaje, esta vez en Finlandia. Allí hablan mucho inglés, sobre todo en las ciudades. Tú vas confiado pero es que fuera de la ciudad ni ellos hacen el esfuerzo de entenderte, pero es que además, tú eres incapaz de guiarte por las señales porque están en finlandes y no se parecen en nada a las de aquí; hasta el punto en el que tienes que memorizar el nombre del pueblo con reglas pnemotécnicas para recordarlo.

Recuerdo que estuvimos dando vueltas para llegar a un pueblo. Queriamos entrar en el pueblo de Kuopio y lo que nosotros veiamos en los carteles era algo como Kestkutsa, que pensabámos que era otro pueblo. Pero significaba “centro ciudad”. Estuvimos con el coche dando vueltas durante mucho tiempo, hasta que nos dimos cuenta.

Encuéntralos en:

E-mail

Linkedin