Curiosidades del español escrito

//Curiosidades del español escrito

Curiosidades del español escrito

La ortografía es una convención que cambia con el tiempo, por lo que no es difícil encontrar curiosidades del español escrito haciendo retrospectiva por la historia de las normas ortográficas. Muchas veces asumimos que las normas de escritura siempre han sido las mismas, pero esto no es para nada cierto. ¿Te has parado a pensar en los signos de apertura de interrogación y exclamación, en por qué la ñ es la única letra con virgulilla (sí, ese es el nombre de su «palito») o en cómo se escribía hace unos siglos? Veamos algunas curiosidades del español mirando su ortografía.

La ñ tiene su origen en una situación parecida a los actuales q o xq que tanto se ven en internet y que suscitan tanta polémica. El sonido representado por esta grafía (el fonema nasal velar) no existía en latín, pero sí se desarrolló en muchas lenguas románicas, donde se representa de diferentes maneras —pero siempre con dos grafías—: ny en catalán, nh en portugués… En castellano había, al principio, diferentes formas de representarlo, pero la más común pasó a ser la de una doble ene —nn—. Los copistas, a los que les dolía el dedo de tanto escribir, empezaron a colocar la virgulilla encima de la n para ahorrar tinta y esfuerzo. Así es, curiosidades del español, la ñ proviene de una abreviatura como las que se popularizaron con los SMS y se extendieron con Internet.

Mucha gente no sabe que los símbolos de apertura tanto interrogativos como exclamativos (¡ y ¿) no aparecen en la convención escrita de ningún otro idioma. De hecho, en su origen no se contemplaban en ninguna lengua. Así es, de entre las curiosidades del español encontramos que el uso de estos símbolos no siempre estuvo ahí (sí, hace unos cuantos siglos escribían como lo hacemos hoy en el chat de Facebook).  Fue en el siglo XVIII, concretamente en 1754, cuando se introdujeron los símbolos de apertura en la convención escrita del castellano. La Real Academia Española (cuya fundación se remonta a 1714) decidió introducirlos para que no hubiese confusiones en las frases largas, y a día de hoy sigue defendiéndolos a capa y espada (sí, son un poco antiguos).

La ñ no es la única abreviatura que se dio en el español antes de Internet, ¡contamos con innumerables historias de curiosidades del español escrito! Al castellano se transfirió una tradición latina: ante el sonido que hoy únicamente representa la grafía f las palabras de origen griego se escribían con ph, mientras que las latinas y, después, las de las lenguas románicas, se escribían con la letra con las que las representamos actualmente. Así, podíamos ver escrito philosofía frente a falda, aunque el sonido inicial de ambas palabras fuese el mismo. En 1804 la RAE tomó de nuevo una decisión: eliminar el dígrafo ph de todas las palabras, utilizando la f en cualquier caso. Parece que los académicos de los siglos XVIII y XIX eran menos conservadores que los actuales…

Las curiosidades del español escrito nos hacen entender que la ortografía es una convención que puede variar con el tiempo. Saber que la ñ y la f algún día fueron abreviaturas controvertidas o que los símbolos de apertura no siempre estuvieron ahí puede sensibilizarnos de cara a los cambios. ¡Y es que estos, si son para hacernos la vida más fácil, siempre son positivos!

De |2018-02-01T16:20:42+00:00octubre 10th, 2017|Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario