Traductor por voz Pilot, ¿el futuro o un simple gadget más?

//Traductor por voz Pilot, ¿el futuro o un simple gadget más?

Traductor por voz Pilot, ¿el futuro o un simple gadget más?

Todos soñamos con que llegue el día en el que se eliminen las barreras lingüísticas y comunicativas gracias a un traductor por voz instantáneo digno de las películas de ciencia ficción. Y, de repente, como caído del cielo, aparece en nuestras vidas Pilot, el traductor por voz que promete que nuestros sueños pasarán a ser una realidad, ¡eureka! Por fin desaparecerán las barreras lingüísticas y comunicativas, ¡caerá la Torre de Babel! Un momento, ¿seguro? ¿Es oro todo lo que reluce? No os dejéis llevar por la emoción; antes, leed este post en el que os contaremos cómo funciona este aparato y analizaremos si realmente está listo para quitarnos el trabajo.

¿Qué es Pilot? Pilot, aparte del bolígrafo por antonomasia, también es un traductor por voz desarrollado por la empresa Waverly Labs. Se trata de un kit de dos auriculares con micrófono y una aplicación para smartphone. ¿Cómo funciona este traductor por voz? En principio, es sencillo: los interlocutores se ponen los auriculares y, cuando uno de ellos habla, el mensaje se envía al terminal de manera automática; este lo transforma en texto y traduce el texto al idioma de destino, es decir, el idioma de la persona a la que va dirigida el mensaje. La persona destinataria recibe el mensaje en su idioma nativo a través de un locutor por voz automático. Normalmente funciona como traductor en línea, pero también dispone de una función sin red.

Parece sacado de una película de ciencia ficción, ¿verdad? Ya os imaginamos cogiendo carretera y manta a cualquier parte del mundo, ahora que, gracias al traductor por voz Pilot, podéis comunicaros con quien sea, hable el idioma que hable. Pues, lo sentimos, pero no podéis estar más equivocados. Pilot solo admite unos quince idiomas y estos coinciden más o menos con los más hablados del planeta. Así que olvidaos de romper la barrera idiomática si vuestro plan de viaje es comentar el día que hace con unos serpas en el Himalaya o filosofar sobre la vida con un grupo de masáis en la sabana keniata. No, el traductor por voz que lleves en el bolsillo no servirá para nada en cuanto te enfrentes a lenguas minoritarias (o minorizadas) como el serpa o el maa.

También se podría pretender utilizar el traductor por voz Pilot como herramienta para reducir los costes a la hora de ofrecer servicios de interpretación en conferencias o negociaciones internacionales. En teoría, gracias al traductor por voz Pilot serían factibles las reuniones con personas de otros países sin necesidad de un intérprete, pero, ¿serían efectivas? Probablemente no. No podemos comparar la ayuda incalculable (salvo presupuesto) que nos brinda un intérprete profesional con la que nos puede brindar la traducción automática, ya que un intérprete profesional no es solo un conocedor experto de dos idiomas, sino también un pontífice laico que tiende puentes entre dos culturas. Y, efectivamente, la cultura es fundamental. Como ya nos explicaba Nicola Minervini, más de un 60 % de las negociaciones fracasan por el desconocimiento de las diferencias culturales entre las partes implicadas. Y no, por ahora Pilot no es capaz de detectar si nos estamos ateniendo correctamente a las convenciones en cuanto a lenguaje no verbal, o si el «sí» de nuestro interlocutor quiere decir realmente «quizás».

Tenemos que reconocer que en Ontranslation, debido a los antecedentes, somos bastante escépticos con respecto al futuro de la traducción automática en general y del traductor por voz Pilot en particular, y creemos que el mejor traductor o intérprete siempre es aquel que tiene un cerebro con una materia gris en condiciones. Al menos, ese es nuestro punto de vista y nuestra recomendación como profesionales del sector. ¿Qué opináis vosotros al respecto? Sorprendednos.

De |2017-05-03T06:41:47+00:00mayo 3rd, 2017|Traducción & Interpretación|0 Comments

No Comments

  1. Eric | libros segunda mano 29 mayo, 2017 at 1:12 pm - Reply

    Cada vez nos estamos acercando a esta realidad. La velocidad y eficacia de los traductores electrónicos de hace más de diez años atrás no tiene nada que ver con lo que tenemos hoy en día.

    Estoy seguro que tarde temprano veremos estas barreras caer. Sin embargo esto no debería ser razón para dejar de aprender otros idiomas. Es claro que el idioma es una ventana a la forma de pensar y cultura de un pueblo.

Deja un comentario