Elisa Biondi: «Decidí mudarme a Barcelona por ser una ciudad cosmopolita.»

/, Traducción & Interpretación/Elisa Biondi: «Decidí mudarme a Barcelona por ser una ciudad cosmopolita.»

Elisa Biondi: «Decidí mudarme a Barcelona por ser una ciudad cosmopolita.»

Nacida en Italia pero afincada en Barcelona desde hace 4 años, es la editora y fundadora de Barnatalent.com. Incansable viajera y amante de lo desconocido, le apasionan los idiomas, los nuevos retos y, como ella misma confiesa, el carácter cosmopolita de Barcelona. Tras 15 años de larga experiencia por Europa, decidió quedarse en la Ciudad Condal.

Edad: 35 años

Profesión: Asistente de dirección, especializada en RRHH.

Lenguas: Inglés, francés, alemán, castellano, italiano y catalán.

La entrevista: Desde que descubrimos barnalatent.com, supimos que teníamos que hacerle hueco en nuestro blog. Su carácter emprendedor y valiente nos dejó enganchados, así que, disfrutad del siguiente contenido:

 

¿Desde cuándo llevas en España?

Desde diciembre de 2008 vivo en Barcelona.

Hemos leído que antes de afincarte en nuestro país, has estado en Italia o Francia ¿Cómo ha sido la experiencia?

Las dos experiencias fueron positivas porque cada una me ha permitido desarrollar determinados aspectos de mi identidad.

Nací en Florencia, con 22 años me fui a vivir a París durante 5 años y medio (la empresa donde trabajaba me propuso ir a trabajar en la delegación de París) hasta que me ofrecieron un puesto de trabajo en Florencia.

Después de 5 años y medio, reintegrarse en su propio país de origen es como una segunda expatriación, porque la experiencia en el extranjero cambia la identidad de la persona, que se puede sentir extranjera en su propia patria al volver.

Al final, mi marido y yo decidimos mudarnos a Barcelona porque necesitábamos vivir en una ciudad más cosmopolita y buscar nuevos retos profesionales.

¿Qué factores positivos y negativos destacarías entre Francia, Italia y España a nivel lingüístico y cultural?

En Francia me gustó vivir en una metrópolis como Paris y también en una ciudad de estudiantes como Toulouse. Me gusta el sentido estético, el lado sibarita, diplomático  y el método cartesiano que se aplica en cada ámbito, especialmente en el sistema universitario. Mis mejores amigas son francesas y mi marido es francés, con lo cual, creo que me gusta la manera que tienen de relacionarse con los conocidos y los amigos. En particular, me gusta hablar con ellos sobre varios temas porque esto me motiva a desarrollarme personal y profesionalmente.  Como puntos negativos, destacaría la falta de seguridad en muchos barrios de ciudades de medio y gran tamaño, una sensación de insatisfacción y las quejas constantes de las personas, la falta de emprender. En Francia, también es imprescindible  dominar el francés perfectamente, hasta el punto de no tener ningún acento extranjero  y conocer muy bien la cultura francófona para poder integrarse.

De Italia me gusta también el sentido estético, el lado sibarita, la pasión por el conocimiento  enciclopédico y la voluntad de comunicar con el interlocutor que caracteriza a muchos italianos.  No me gusta la manera en la que los empresarios, los medios de comunicación, los maridos, los padres y las mismas mujeres ven a la mujer en Italia.

En cuanto a España, me gusta que las personas hablen de manera directa, espontánea, la manera de hacer networking, el respeto por la vida privada, las ganas de emprender y de realizar nuevos proyectos. Las personas son muy comprensivas con los extranjeros  y aceptan que las personas no dominen al 100% el idioma. Como puntos negativos hay muy pocos, pero destacaría la falta de capacidad de gestión eficaz y eficiente  en muchas empresas. En muchos casos he detectado una falta de interés en los derechos de los animales y he conocido a poca gente que se interesara por los animales domésticos en comparación con Italia o Francia.

En general, cada experiencia que tengo con un país y con una cultura distinta es para mí una ocasión para comparar mis creencias, mis prejuicios y procurar desarrollarme personalmente un poco más. Me interesan mucho temas universales como la situación de género, la defensa del  medio ambiente, los derechos de los animales, de las condiciones de trabajo de los trabajadores europeos, el desarrollo personal y profesional, la evolución del escenario  político-económico internacional ,la reforma de la educación a nivel europeo, etc. (que no la política de un solo país).

¿Crees que los idiomas tienen la importancia que se merecen en el ámbito en el que tú te mueves, o deberían tenerse más en consideración?

Creo que  muchas empresas piden a los candidatos que dominen los idiomas, pero no reconocen realmente el valor de estas competencias a nivel financiero. Hay muchas capacidades técnicas que se pueden aprender de manera rápida,  con una formación adecuada. En cambio, dominar un idioma extranjero es un proceso de aprendizaje específico a cada persona que requiere una inversión en tiempo, dinero y  el compromiso constante de la persona para asegurar el éxito. Creo que muchas veces no se valora lo suficiente la inversión que requiere el dominio de uno o más idiomas extranjeros.

En el comercio exterior, recursos humanos y asistencia de dirección , que son los sectores donde he trabajado, creo que se debería reconocer más el valor añadido del dominio de los idiomas extranjeros  en la relación con clientes externos, internos, proveedores y todas las partes interesadas para una colaboración exitosa y un enriquecimiento recíproco.

¿Alguna vez te has visto obligada a recurrir a un traductor y/o intérprete profesional para alguno de tus proyectos?

Recurrí a mi hermana  que es traductora e intérprete profesional para traducir mi diploma de bachillerato en francés para completar el expediente de acceso a la universidad.

¿Tienes pensado mudarte a otro país en un futuro próximo o lejano?

A finales de este mes me iré a vivir a Alemania, cerca de la frontera con Luxemburgo, para irme a trabajar allí. Como proyecto, tengo pendiente el de aprender luxemburgués para integrarme en la cultura del país de acogida.

En este momento, para mi marido y para mí la carrera profesional ocupa un lugar muy importante en  nuestra vida, por lo tanto tenemos como proyecto el irnos a trabajar en el corazón de Europa, en una plaza internacional importante como la de Luxemburgo y estamos muy ilusionados.

Somos conscientes que en cada país hay ventajas y problemas y que ningún lugar es perfecto, pero este país responde a la mayoría de nuestras expectativas actuales. También valoramos positivamente el hecho de poder vivir en  pequeñas urbanizaciones en el campo, con todas las infraestructuras y los servicios imprescindibles a media hora del lugar de trabajo.

¿Te ha resultado fácil acostumbrarte a nuestro país, tanto en el terreno profesional como en el personal?

Me  adapté muy rápidamente a España y a Barcelona, tanto a nivel personal que a nivel profesional, ya que se trataba de mi segunda expatriación y estaba ya acostumbrada a cambiar de empleo, de funciones y de país. También desde el principio contacté con varias asociaciones de expatriados de habla inglesa, francesa e italianas  que me proporcionaron una información clara, sencilla y completa sobre la ciudad y que facilitó mi integración y mi vida cotidiana.

Tuve una respuesta muy inmediata cuando empecé a desarrollar la actividad  del blog Barnatalent.  Como los RRHH son mi pasión y conozco bastante bien las oportunidades de desarrollo profesional que ofrece Barcelona, tanto para los autónomos como para los trabajadores asalariados, fue muy fácil y placentero escribir sobre temas de empleo, carrera, start-up , formación y Networking. Es una experiencia  muy enriquecedora y satisfactoria.

También fue muy fácil conocer a gente con la que tuviese afinidades profesionales y personales muy fuertes.

¿Cuáles son las principales dificultades que has encontrado?

Las principales dificultades que he encontrado han sido a nivel profesional, por haber llegado en plena crisis, e igual al ser una mujer (hay menos posibilidades  para el desarrollo de carrera en los países latinos por un tema de visión tradicional de los roles de género).

Mi marido y yo decidimos mudarnos en 2007 para encontrar un entorno profesional satisfactorio para ambos, y en aquel momento España parecía ser la mejor opción. Durante un año preparamos la prospección del mercado laboral, llegamos en diciembre de 2008, al principio de la crisis y todo el escenario cambió de golpe y porrazo, por tanto tuvimos que adaptar nuestros planes a la situación, bajar nuestras expectativas  respecto a las condiciones de trabajo.

Al final los dos encontramos un trabajo estable y cualificado pero no fue el cambio que esperábamos.

Tengo que decir que aún así, creo que hay más posibilidades para los extranjeros  en Barcelona que para las personas que han nacido aquí, porque se valora mucho la experiencia y la formación del extranjero.

Alguna anécdota de tipo comunicativa en la que te hayas visto inmersa a lo largo de estos años.

Cuando alguien me preguntaba: “¿Me puedes dejar el bolígrafo”?  creía que quería decirme “¿Me puedo quedar el bolígrafo”? Porque es lo que quiere decir en italiano su traducción literal “ Mi puoi lasciare la penna?”

Cuando llegué a Francia, el primer mes tenía una parte muy importante de atención telefónica en mi trabajo diario.  En este país  las personas suelen utilizar más bien  la comarca que no la provincia cuando tienen que concretar lugares geográficos.

Una vez un proveedor me llamó para organizar una recogida y me dijo: “Estoy en el norte.” El norte es la comarca 59, es decir la provincia de Lille.  Yo  le pregunté: “¿Pero dónde exactamente?” Y me repetía: “En el norte.”  Y yo: “¿Pero en qué ciudad?”. Al final me dio la dirección completa. Menos mal que no le pregunté: “¿Pero en qué comarca?”. Acaba de llegar y para mí el norte era el norte en oposición al sur, no pensé inmediatamente en la comarca.  Se lo comenté a unos compañeros y allí me di cuenta que era imprescindible que  aprendiese de memoria las comarcas  para no tener problemas en el trabajo. En aquella época había Internet, pero no  se utilizaba Google Maps, hoy creo que no sería tan importante conocer a fondo la geografía de Francia.

Contacta con ella en:

Barnatalent.com

Facebook

@Elisa_Biondi

Linkedin

De |2012-06-28T09:00:49+00:00junio 28th, 2012|Entrevistas, Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario