Vamos a por la ISO 9001:2008 para empresas de traducción

//Vamos a por la ISO 9001:2008 para empresas de traducción

Vamos a por la ISO 9001:2008 para empresas de traducción

El gran público todavía no lo sabe, pero en Ontranslation lleva tiempo cociéndose algo muy, muy importante. Y decimos que se trata de algo muy importante porque afecta directamente a uno de los pilares fundamentales de nuestra empresa, la Calidad. Sí, la Calidad, con mayúsculas. No es que no tengamos el asunto por la mano. Le dedicamos muchas horas, mucho mimo y, sobre todo, mucho esfuerzo a conseguir que todos nuestros trabajos presenten el grado de calidad más alto posible —y seguro que vosotros ya os habréis dado cuenta—. Sin embargo, todavía nos faltaba —bueno, y nos falta, a día de hoy— ponerle el broche de oro a nuestro compromiso más identitario. Así que decidimos ir a por todas y lanzarnos a por la certificación de cumplimiento de la norma UNE-EN ISO 9001:2008 para los sistemas de gestión de la calidad en empresas de traducción (ISO 9001:2008, para los amigos). ¿Quién dijo miedo?

Es más, ¿por qué íbamos a tenerlo? En Ontranslation llevamos ya casi cinco años cumpliendo con los más altos niveles de calidad, así que ahora lo único que tenemos que hacer es adaptarnos a los estándares establecidos en la norma ISO 9001:2008 para empresas de traducción. Y eso es lo que llevamos haciendo, más o menos en secreto, desde hace unos meses. Pero ya es hora de sacarlo a la luz y haceros partícipes, porque, al fin y al cabo, todos somos familia aquí, ¿no? Además, ya nos encontramos en pleno proceso de evaluación y, aunque no lo necesitamos, sí nos gustaría que nos deseaseis la mejor suerte del mundo para que todo salga bien.

Ay, las auditorías. Dan un poco de cosilla, lo reconocemos, pero tampoco son para tanto. En este caso, la certificación de la norma ISO 9001:2008 para empresas de traducción se consigue al pasar con éxito una auditoría dividida en dos fases. El pasado lunes 14 de septiembre hemos aguantado como jabatos la presión de la primera fase de la auditoría, y seguimos vivos. El objetivo de este primer asalto era el de recabar información por parte de la empresa auditora, y la verdad es que no nos podemos quejar, pues probablemente hayan enviado a nuestras oficinas a la profesional más maja de su plantilla. Desde aquí nos gustaría agradecerle, sobre todo, su simpatía y su capacidad para hacer que el trámite fuese lo más llevadero posible (siempre hay nervios, para qué mentir).

En fin, de momento parece que todo va viento en popa. Han sido varios años de duro trabajo y un par de meses de adaptación que están dando sus frutos, pero todavía no ha terminado la carrera, por lo que debemos ser constantes y llegar a la segunda fase con todas las garantías para alcanzar la certificación de la norma ISO 9001:2008 para empresas de traducción. El próximo día 1 de octubre tendrá lugar el segundo y último asalto, así que, ya sabéis, los que oréis, reservadnos un hueco en vuestras plegarias. Si todo va bien, a partir del día 1 de octubre podremos lucir la certificación de la norma ISO 9001:2008 para la gestión de la calidad en proyectos de comunicación multilingüe, pues nuestros servicios van mucho más allá de la simple traducción. Que por algo no somos lo mismo, leñe.

Os tendremos al tanto. ¡A por la UNE-EN ISO 9001:2008!

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

Posts relacionados:

#202. Calidad 2014: según 4 de cada 5 clientes, somos los más guapos del baile

#207. Calidad Interna 2014: mejoramos año tras año a vuestro lado

De |2015-09-16T11:03:03+00:00septiembre 16th, 2015|Así Somos|0 Comments

Deja un comentario