Entrevista: Miguel Navarro - Wärks Creative Contents.

Networking: Miguel Navarro: «La mezcla de atracción por la tecnología y la creatividad es lo que nos hace diferentes.»

/, Español, Networking/Networking: Miguel Navarro: «La mezcla de atracción por la tecnología y la creatividad es lo que nos hace diferentes.»

Networking: Miguel Navarro: «La mezcla de atracción por la tecnología y la creatividad es lo que nos hace diferentes.»

Miguel Navarro

Miguel Navarro

Edad: 33 años

Profesión: Arquitecto Técnico, socio fundador de Wärks Creative Contents y Profesor en la Universitat Oberta La Salle.

Lenguas: Catalán, Castellano, Alemán, Inglés y un poco de Mandarín.

La Entrevista: Conocemos a Miguel desde hace mucho tiempo, desde su época como arquitecto técnico. Hace poco nos lo llevamos al III SushiEmociones y ahora lo tenemos por aquí. Nos gusta Miguel y nos gusta su nuevo proyecto Wärks, esperamos que a ti también.

Háblanos de Wärks Creative Contents.

Wärks somos Isa, Alfred y yo. Somos tres Ingenieros que después de muchos años en el sector técnico, nos conocimos el pasado curso en el Master de Formación de Profesorado. De repente, tres meses después de finalizar el master, nos vimos inmersos en un proyecto de creación de un curso para mejorar las competencias de uso de la plataforma de gestión académica Moodle para la Universitat Oberta de La Salle. Un mes después estábamos en el SIIE 2012 (Simposio Internacional de Informática en Educación) descubriendo la situación actual en lo que a docencia y TICs se refiere y presentando nuestro proyecto corporativo, proyecto que se basa en la creación de contenidos para docencia y adaptación de metodologías de aprendizaje, siempre con carácter innovador y creativo.

¿Cómo surgió la idea de crear este proyecto?

¡En realidad la idea vino a nosotros! Una vez terminamos el Master en Formación de Profesorado, el rector de la Universitat Oberta de La Salle, D. Lluís Vicent Safor, se puso en contacto con nosotros para proponernos el diseño de un curso que la UOLS quería poner en marcha. Él se había encargado del seguimiento de nuestros trabajos por separado durante el transcurso del Master y al parecer le gustó cómo aplicábamos todo lo referente al “learn by doing”  y “trabajo cooperativo”, y cómo tratábamos de innovar en el uso de metodologías de aprendizaje. Creo que le atrajo la forma que tenemos de trabajar combinando diferentes aspectos de las diferentes teorías de aprendizaje, cogiendo siempre lo que nos parece que puede funcionar mejor según la tipología del curso, el contenido, los participantes, etc., y también que al haber seguido formándonos de manera continua nos es fácil pasar del rol de profesor al rol de alumno y viceversa.

En realidad es un poco un reflejo de cómo somos, ya que por un lado los 3 tenemos formación técnica: Alfred es Ingeniero de Telecomunicaciones mientras que Isa y yo somos Ingenieros de la Edificación. Por otro lado, y aunque pueda sonar extraño, los tres tenemos un carácter creativo. Esta mezcla de atracción por la tecnología y la creatividad es lo que nos hace diferentes; somos conscientes de que la creatividad ha estado siempre cercada en ciertos sectores con muy poca permeabilidad. Nosotros vamos más allá e intentamos que la creatividad sea una constante transversal en todos nuestros trabajos, pero nunca en detrimento de la funcionalidad y ergonomía.

Por cierto, desde aquí quiero mandar un saludo y nuestro agradecimiento a D. Lluís Vicent por su continuo apoyo y correspondiente estímulo a nuestro proyecto. ¡Sin él Wärks seguiría todavía solo en nuestra mente!

¿Cómo es tu día a día desde que existe Wärks? ¿Ha cambiado mucho respecto a lo que hacías anteriormente?

Pues es curioso porque sí siento que mi día a día ha virado, igual no 180 grados pero sí que estoy experimentando un cambio de rumbo que me estimula y a la vez me tranquiliza. Cuando me dedicaba estrictamente a diseñar espacios, sobre todo espacios comerciales, el cliente siempre tenía la última palabra. Y ya sabemos que la última palabra viene prácticamente siempre condicionada por los costes. El Leitmotiv era el coste. Ahora es diferente ya que tenemos mucha libertad para crear los contenidos y éstos no tienen una relación directa con el coste. A nuestro cliente le costará lo mismo un curso diseñado para trabajar cooperativamente por proyectos que un curso inspirado en tutoriales de desarrollo múltiple. Que el centro de nuestro trabajo sea el aprendizaje me ha hecho soltar mucho lastre sobretodo a la hora de relacionarme con nuestros clientes, lo que me permite una comunicación más eficiente y emocional, menos transaccional.

Luego el arrancar un proyecto corporativo personal es muy estimulante. Disfruto mucho con todo lo que envuelve a la imagen de marca, comunicación corporativa, etc., y llevarlo a cabo en primera persona, más allá de permitirme ampliar mi perspectiva a medio y largo plazo, es muy divertido.

Sabemos que eres el responsable de las redes sociales de Wärks. ¿Cómo lo llevas?

Uy, ¡lo llevo genial! Me lo paso muy bien, imagino que porque es nuestro proyecto y no el de otras personas. Creo que ése es el secreto de la figura del Community Manager, cuando lo haces en primera persona y es así como lo sientes. Una cosa sí que tengo clara y es que en las redes sociales lo personal y lo profesional tienen muchos puntos de contacto. Y cuando pasa esto, este punto tiene un marcado carácter emocional. En resumen: creo que un buen Community Manager trasvasa parte de su personalidad al proyecto. Con esto no quiero decir que yo sea un buen Community Manager -nuestra presencia no es muy transversal- pero aporto una gran parte de mi yo.

Hemos visto que trabajas para la Universitat Oberta de La Salle. ¿Cómo ves la educación a distancia en nuestro país?

Si hacemos una radiografía de la educación a distancia en el momento actual igual nos desanimamos, sobretodo si la comparamos con el resto de países, ya no te digo con el aprendizaje online en el continente americano. Pero si en lugar de quedarnos con la imagen actual nos fijamos en la evolución en estos últimos años veremos que las expectativas son muy buenas. Evidentemente hay que superar todavía algunas barreras que yo llamo invisibles y que están muy consolidadas en nuestro subconsciente, como por ejemplo que un aprendizaje no presencial no puede ser significativo, todo el tema alrededor de la desaparición del libro, o la relevancia de éste como soporte estrella de contenidos, etc.

Todo esto lo digo desde mi punto de vista de estudiante que ha vivido la enseñanza desde la pizarra velleda y las témperas, las libretas de dos líneas, las libretas de cuadros, la máquina de escribir, la máquina de escribir electrónica, el PC como editor de contenidos para imprimir y ahora como herramienta total sin necesidad de nuevos soportes físicos. Haber vivido esta evolución en primera persona me ayuda a tener una perspectiva optimista respecto el aprendizaje online, al igual que me hace tener siempre cerca un lápiz y papel  en mi mesa de trabajo junto al ordenador.

¿Crees que este tipo de educación permite que haya un mayor número de estudiantes extranjeros?

Totalmente. Incluso yendo un poco más allá, la cuestión es que el aprendizaje online ayuda a homogeneizar los grupos de trabajo haciendo que estos sean cada vez más heterogéneos. ¡Es una gran paradoja! Yo he podido comprobar como, por un lado, al llegar a un grupo de trabajo nuevo -clase, alumnos, profesor, etc.- se generan unas corrientes e inercias por diferentes tipos de afinidades -¡tanto filias como fobias!- y como, por otro lado, estos prejuicios tardan mucho más en hacerse visibles cuando se trabaja en línea.

Evidentemente, la presencialidad tiene algo que nunca se podrá llegar a transmitir online: el contacto físico.

¿Alguna vez has recurrido a una agencia de traducción, traductor, intérprete, etc.?

Todavía no.

¿Estáis pensando en Wärks crear contenidos multilingües?

Sí. Por un lado, el curso de Moodle que arrancó hace 2 semanas y que es en catalán, se hará también en castellano sí o sí, y estamos pendientes de una versión en inglés. Más allá de eso estamos trabajando en varios cursos con la Arquitectura como eje central pero que incluyen varios módulos de cultura y de idiomas, entre ellos alemán y francés.

¿Alguna anécdota o historia que te haya ocurrido a causa de una mala o débil comunicación?

Uy sí, aunque soy de los que piensan que la comunicación es débil o mala cuando en realidad no hay nada que decir. Mucha gente tiende a pensar que el tema de la comunicación, más concretamente el de los idiomas, es estrictamente formal. Y yo lo veo totalmente al revés: para mí la comunicación tiene un carácter visceral; si no al 100%, sí al 80%. Mi etapa en China fue lingüísticamente muy enriquecedora. El estudio STI Design en Hangzhou, propiedad de Qin Luofeng y Wei Wei, contrata arquitectos de habla germana. Ellos están casados y realizaron su doctorado en Stuttgart, así que con ellos me comunicaba en alemán. El resto de compañeros, a excepción de alguna asistente que hablaba inglés y alemán, hablaban todos mandarín y hasta que aprendí algo del idioma para defenderme pasaron un par de meses. Luego, la vida social era prácticamente en inglés ya que me relacionaba con expatriados de otros países en locales en que también lo hablaban.

Lo que intento decir es que, al final,  la comunicación pasaba por encima de las posibles trabas lingüísticas que pudiéramos tener. Y todo ello sin olvidar el lenguaje corporal, que en determinados momentos llega a ser relevante. Hace más de diez años viajé a Vietnam, y en esa época puedo afirmar que allí nadie hablaba inglés. Al final, el conflicto lingüístico más grave fue una vez que tuve que pedir hielo y nadie me entendía. Fue tan fácil como señalar una botella de agua y hacer como que tiritaba. Parece claro que en origen, todos hablábamos el mismo idioma, ¿no?

Contacta con él:

Web

Twitter

LinkedIn

Wärks tv

De | 2012-11-27T11:49:08+00:00 noviembre 27th, 2012|Entrevista, Español, Networking|0 Comments

Deja un comentario