Son varios los factores que hacen de un trabajador cualquiera un auténtico profesional lingüístico y, entre ellos, se encuentra la habilidad de saber acceder a los mejores recursos para la traducción y de sacar el máximo partido de aquellos que tiene a su disposición. Los recursos para la traducción forman parte del día a día de toda una nación de traductores profesionales que tienen en las memorias de traducción, en los glosarios y en la inmensa cantidad de documentación especializada disponible en la red las herramientas perfectas para alcanzar la tan deseada consistencia y, como agencias de traducción, nuestro trabajo es que las tengan siempre a mano. Por eso los proyectos del CRM de Ontranslation cuentan con un apartado, la caja «TM/Reference», en el que añadimos los enlaces a una selección de recursos para la traducción específicos de cada caso.

En nuestro sector, no es el hábito el que hace al monje, sino la consistencia de sus trabajos. Este particular Santo Grial sirve para fidelizar a aquellos clientes de larga duración que aman su terminología específica, o para ganarse a los de esos sectores repletos de «ismos» que pueden suponer la pesadilla de cualquier profesional que los aborde sin una buena reserva de recursos para la traducción. Por eso dedicamos mucho tiempo a mantener en buena forma nuestras memorias de traducción y nuestros glosarios y a investigar nuevos recursos para la traducción cada vez que iniciamos un proyecto —desde sitios web especializados hasta documentación disponible en la red acerca de cualquier cosa que os podáis imaginar—. El resultado de este trabajo es el que pueden encontrar nuestros colaboradores en la caja «TM/Reference» de sus tareas de traducción, dentro de nuestro maravilloso CRM. Estos recursos para la traducción hacen magia y consiguen que los traductores sepan en todo momento qué terminología utilizar. Tienen incluso su parte de magia negra: gracias a los recursos para la traducción, los clientes ni se dan cuenta de que su equipo de traducción habitual está de vacaciones, o de que ya no está en absoluto. ¿Cómo van a hacerlo si la calidad y el estilo hacen gala de la exactitud a la que les tienen acostumbrados? La consistencia es, simplemente, maravillosa.

Como decíamos al principio, los traductores profesionales deben tener la habilidad de sacar el máximo partido de los recursos para la traducción que tienen a su disposición. Sin embargo, las agencias de traducción tenemos la obligación de facilitarles el trabajo. La caja «TM/Reference» de nuestro CRM era uno de nuestros secretos mejor guardados, pero, en este caso, los secretos no son útiles, por eso queremos que se haga noticia. Encontrar el Santo Grial de la traducción bien vale el calor de los focos y los flashes. Y que los profesionales de la traducción que trabajan con nosotros se sientan respaldados por una agencia que quiere lo mejor para ellos, también.

 ¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

Posts relacionados:

Cosas de oficina: el CRM de Ontranslation

Cosas de oficina: las memorias de traducción