Josep Maria Castellà: «Prepara mucho, planifica, ensaya, convéncete… la gestualidad y el carisma vendrán solos»

/, Traducción & Interpretación/Josep Maria Castellà: «Prepara mucho, planifica, ensaya, convéncete… la gestualidad y el carisma vendrán solos»

Josep Maria Castellà: «Prepara mucho, planifica, ensaya, convéncete… la gestualidad y el carisma vendrán solos»

Biografía:

Edad: 56 años

Lenguas: catalán, castellano, inglés y francés

Profesión: decano de humanidades y profesor de la Universitat Pompeu Fabra

Entrevista: Josep María Castellá es un apasionado de la lengua, la enseñanza y la oralidad. Forma parte del Grupo de Investigación en Aprendizaje y Enseñanza de Lenguas (GRA@EL), de la UPF. Además, es una persona cercana cuya imagen dista mucho del prototipo de un decano de universidad. Hablamos con él sobre sus temas favoritos, ¡sus respuestas son inimitables!

¿Cómo te presentarías a nuestros lectores?

Hay un juego verbívoro, de inspiración conceptista, que me gusta y lo he practicado varias veces: definir-se a sí mismo en nueve palabras de categorías gramaticales distintas. Lo pruebo: «¡Ah, pues, quien busca, gozosamente, en la inmensidad pensante!».

Además de ser decano de humanidades, suponemos que das clase en la universidad. Nos ha sido imposible encontrar de qué asignaturas eres docente en internet, así que mejor preguntártelo directamente: ¿qué asignaturas das y en qué consisten?

Doy clases de Lingüística, Análisis del Discurso, Escritura Académica y Oratoria. Esta última es la que más me motiva, porque sirve para rellenar un vacío en la formación secundaria y universitaria en nuestro país y, sobre todo, porque es una asignatura experiencial en la que los estudiantes crecen personalmente viviendo con intensidad la emoción de exponerse a la vista y el juicio de los demás desde la propia integridad.

¿Qué crees que es lo más importante que aporta la labor del docente?

Todos influimos en la vida de los demás, pero los docentes tenemos una posición privilegiada. Es una gran responsabilidad, una función sagrada.

Y a ti personalmente, ¿qué es lo que más te gusta de tu profesión?

Poder viajar desnudo por el mundo del conocimiento. Ir a clase y darme cuenta de que he aprendido algo. Y aportar un poco a los demás, ese instante en el que ves en la cara de un estudiante que acaba de comprender algo nuevo, que cuando salga de clase ya no será exactamente la misma persona que antes.

En cuanto a la universidad como institución, ¿qué crees que se puede mejorar de cara a dar un servicio a la sociedad? A veces da la impresión de que la universidad está un tanto desligada del mundo real, de la calle y el mundo laboral. ¿Qué crees que podríamos hacer para mejorar esto?

La universidad, como la mayoría de instituciones sociales, tiende a ensimismarse, solipsista, autocontemplativa, y después se queja de ser incomprendida. Aunque no sea la única en hacerlo, sí es uno de los casos más graves, porque por su naturaleza estaría obligada a ser open minded. En algunos aspectos (por ejemplo, en la didáctica), la universidad necesita una renovación profunda.

Respecto a tus especialidades, sabemos que sobre lo que más escribes es sobre la oralidad, en especial en el contexto del aula. ¿Podrías darnos algún consejo a nuestros lectores para ponencias futuras? ¿Y a nuestros intérpretes? ¿Crees que hay alguna forma de mejorar la forma en que estos últimos se comunican?

Tres consejos:

  1. a) Prepara mucho, planifica, ensaya, convéncete… la gestualidad y el carisma vendrán solos.
  2. b) Sé tu misma, valórate.
  3. c) Habla para los demás, cuida y respeta a tu audiencia.

También hemos visto que tienes algunas cosas escritas sobre literacidad crítica. A ver si hemos entendido el concepto… Se trataría de leer entendiendo las ideologías que hay detrás del texto, ¿no es así?

Efectivamente, se trata de comprender que cualquier verdad es en realidad un discurso situado socioculturalmente en un espacio y tiempo. Para ello, bebemos de la teoría crítica de la Escuela de Frankfurt.

¿Crees que podemos aplicar esta literacidad crítica en la traducción? ¿De qué manera un traductor puede detectar ideologías y darlas a entender a quien le encarga un texto?

Absolutamente. Cualquier otra función de la traducción sería como tejer una jugada virtuosa en fútbol pero al final tirar la pelota fuera. Como descodificar la palabra inteligente como una virtud y no ver que te la han dicho irónicamente.

¿De qué manera? necesitaríamos hablar más tiempo. Pero lo básico: con honradez. El traductor honrado.

¿Alguna vez has recurrido a una agencia de traducción, traductor, intérprete, etc.?

Muchas, claro. Es un trabajo admirable.

¿Alguna anécdota o historia relacionada con los idiomas que te haya ocurrido?

Hablar durante horas de política con unos milaneses casi desconocidos, ellos en italiano, yo en catalán, y comprendernos perfectamente: hablamos meros dialectos tardíos del latín. En cambio, hablar durante años en el mismo idioma con alguien y comprobar el abismo entre los discursos: en realidad, parece que hablemos lenguas lejanas de universos cuánticos paralelos.

De |2017-05-16T11:00:45+00:00mayo 16th, 2017|Entrevistas, Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario