No somos muy de creer en el karma (o al menos no todos), pero es cierto que este año hacer las cosas bien ha surtido efecto y nos va bastante bien. El equipo crece cada vez más, y eso nos permite organizar las vacaciones por turnos y quedarnos a vuestro lado todo el verano sin dejar de disfrutar del más que merecido descanso de agosto. En Ontranslation NO cerramos en verano.

Así que, llaméis a la oficina el día que llaméis, atenderemos el teléfono bien contentos, ya que estaremos o recién regresados de las vacaciones o sabiendo que nos queda muy poco para disfrutarlas. La oficina seguirá con su trasiego habitual de trabajo bien hecho, cafés y reuniones en nuestro querido sofá o nuestra terraza (también intentaremos gestionar el tema del aire acondicionado lo mejor posible). Y alguno habrá que se permita el pequeño lujo de alargar un poco sus vacaciones y trabajar desde el destino que haya elegido. ¡Maravillas de Internet y de confiar en el equipo!

De todos modos,  seremos menos en el día a día.  Y claro, es posible que esto se vea reflejado de alguna forma. Con mucha pena, dejaremos descansar nuestro blog este mes de agosto, ¡pero que no cunda el pánico! Tendremos contenido preparado de sobra para que, en septiembre, disfrutéis de la vuelta al cole más intensa. Preparaos para aprender un montón de cosas nuevas sobre lengua y comunicación.

Por cierto, os adelantamos que septiembre será un mes repleto de sorpresas; algo estamos preparando junto a nuestro primo Ontraining con quien, como cada año, pasaremos las vacaciones (ya estamos escuchando eso de «¡vaya dos patas pa un banco!»). Queréis saber de qué se trata, ¿eh? Pues os toca esperar un mes (venga, no es nada).

¡Lo dicho! Estaremos en agosto para lo que necesitéis, pero dejaremos que el blog descanse un poco. ¡Nos vemos en septiembre con todas las sorpresas que tenemos preparadas!  ¡Disfrutad del verano!