Diversidad cultural más allá de las palabras - Ontranslation

Diversidad cultural más allá de las palabras

/, Traducción & Interpretación/Diversidad cultural más allá de las palabras

Diversidad cultural más allá de las palabras

Ya os hemos hablado muchas veces de diversidad cultural. Siempre decimos que lengua y cultura van unidas, ¿os acordáis? Bueno, pues hoy vamos a ir un poquito más allá y ampliaremos esta sentencia para afirmar que comunicación y cultura van unidas. Está claro que en el mundo en el que vivimos ser sensibles a la diversidad cultural que existe entre un idioma y otro es importante, pero no podemos limitarnos solo a esto. Hay otro tipo de símbolos que van más allá del lenguaje y que también hay que tener en cuenta a la hora de expresarnos si nos comunicamos con otra cultura. Os explicamos algunos, ¡que la diversidad cultural sea central en vuestra internacionalización!

Todo comunica

Debemos cuidar muchos aspectos de nuestro discurso de cara a una estrategia efectiva de internacionalización. La diversidad cultural se cuela en cada aspecto de la comunicación, y la comunicación no son solo las palabras. Tiene muchos elementos asociados, principalmente visuales, que son susceptibles a la interculturalidad. Esto ocurre tanto a nivel escrito como a nivel oral, por eso a la hora de hacer una traducción (traspasar el sentido de un texto de un idioma a otro) o una interpretación (traducir un discurso oral) hay que tener en cuenta otros factores.

Símbolos, logos, color… La diversidad cultural en lo escrito

Los textos ya no son solo textos. Ahora más que nunca, la multimodalidad está a la orden del día. La mayoría de textos que se producen actualmente van a parar a Internet, un medio en el que los textos se funden con lo visual. La simbología que unas culturas entienden de una manera puede tener significados inversos en otra. Aunque creamos que hay una cultura internacional, y en cierto modo la haya, esto no quita que exista una diversidad cultural actual. Hay ejemplos que muestran esto claramente:

  • La esvástica está totalmente prohibida en cualquier cultura occidental (y no es para menos) por su relación simbólica con el nazismo. En cambio, en el mundo hinduista es un símbolo que evoca el sol, la buena suerte y la evolución del universo, ¡es tan apreciado que incluso hay personas que se llaman Swastik!
  • El dragón solemos asociarlo a algo malo o perverso en la tradición cultural de occidente. En China, en cambio, es un símbolo positivo que se asocia al sol o a los buenos emperadores.
  • Es habitual, en nuestro entorno, ver a personas con aspecto satánico entre cuya simbología se encuentra la estrella de David. Esto en el mundo judaico resultaría ofensivo, puesto que esta estrella es el mayor símbolo de esta religión.

El color también es un factor clave a la hora de entender la diversidad cultural en el mundo. Los colores nos suelen remitir a conceptos asociados a estos, y hay variaciones en este entendimiento:

  • Un color puede representar cosas opuestas. El ejemplo clásico es el del blanco: mientras que en occidente es el color asociado al nacimiento, a la vida, en otros países como China o Japón es el color del luto.
  • Otro ejemplo es la combinación de colores y su asociación con las banderas. La conjunción del rojo y el amarillo seguramente no tengan la misma simbología asociada en España (donde se ligaría a lo patriótico, ya sea de manera positiva o negativa) que en Francia o Italia.

Los gestos: ¡cuidado con ellos si no nos entienden!

Es común, alguien no te entiende en otro lugar, lo intentas y nada. Es entonces cuando recurres al gesto, además usualmente con demasiado énfasis. Y claro, no caes en la cuenta de que los gestos no son universales. Tendrás suerte si la diversidad cultural no se te ha marcado en la mejilla en forma de bofetón…

  • En Gran Bretaña, hacer un dos con los dedos índice y pulgar con los nudillos hacia nuestro interlocutor es lo mismo que hacerle un corte de mangas. Cuidado al pedir esas cervezas…
  • El gesto de «OK», haciendo un círculo con el índice y el pulgar, es ofensivo en países como Brasil o Turquía.
  • El pulgar arriba es un símbolo muy «buenrollero», ¿verdad? Pues cuidado con mandárselo por WhatsApp a una persona iraní, o pensará que quieres introducirlo en algún orificio de su cuerpo (y no, no es la nariz).

Una persona experta en traducción o interpretación es sensible a la diversidad cultural

Símbolos, colores, gestos… Podría parecer que son universales, pero para nada. Para comunicarnos con personas de otro lugar hay que tener en cuenta sus marcos de significado, conocer su cultura. Un o una profesional que se dedique a la traducción o a la interpretación conocerá bien las culturas en las que trabaja y, por lo tanto, sabrá orientarte para que no cometas errores al usar una determinada simbología.

Deja un comentario