La traducción de certificados matrimoniales es un tipo de traducción jurada cada vez más frecuente. Actualmente las fronteras son mucho más inestables, y muchas personas tienen experiencias internacionales. ¿Quién no tiene un amigo o una amiga en el extranjero? Pues bien, fuera de nuestras fronteras te puedes enamorar. ¡Qué sorpresa! Y tal vez tan fuerte como para querer casarte. Y ahí estaremos nosotros, no serás la primera persona que nos pide traducción de certificados matrimoniales.

El amor: concepto universal

Para la ciencia parece claro que todos nos enamoramos, sea cual sea nuestra cultura. No, no vas a poder escapar. Esa pasión irrefrenable, ese deseo de ver a la otra persona más importante que a nada en el mundo, de hacer mil y una cosas con quien tenemos al lado… ¿Os suena? Bueno, pues parece que desde el Kalahari hasta Londres o París, desde los maoríes neozelandeses hasta las historias algonquinas de Norteamérica, a todos nos resultan familiares estas vivencias.

Los antropólogos William Jankowiak y Edward F. Fischer hicieron, en 1992, un estudio en el que analizaron a más de 160 culturas. Llegaron a la conclusión que, si bien con diferentes formas de concebirlo, el amor era un concepto universal. Vayas donde vayas, no te librarás, así que más te vale tener a alguien de referencia que se encargue de hacer la traducción de certificados matrimoniales.

En el camino del amor al matrimonio surgen las diferencias culturales

Claro, el amor es un universal. ¿Y el matrimonio? Pues, tal y como lo entendemos en nuestra sociedad, no. Por eso es importante, en los casos de bodas entre extranjeros, que exista la traducción de certificados matrimoniales. ¡Que todo el mundo se entere de todo! Y es que, según la cultura, los matrimonios son de muchos y muy variados tipos. ¡Y no todos valen en todos los países!

La poligamia

Podemos dividir entre poliginia (un hombre casado con muchas mujeres) y poliandría (una mujer casada con muchos hombres). La poligamia está permitida en muchos países, pero en otros, como España o Francia, incluso está penada por la ley.

El divorcio

Aunque cueste pensarlo cuando estáis con corazoncitos alrededor de vuestras caras, también es un tema central en esto de los matrimonios. Y es que dependiendo de dónde te cases lo estarás haciendo, de verdad, hasta que la muerte os separe (o hasta que la legislación cambie), lo quieras o no.

En Filipinas y El Vaticano está prohibido, totalmente, el divorcio. En países como Arabia Saudí, si hay hijos se los quedará el padre casi con total seguridad. En India o Sri Lanka. un divorcio puede alargarse muchísimos años por la lentitud del sistema judicial. Además, el divorcio que no es de mutuo acuerdo ha de presentar motivos en cualquier sistema legal para llevarse a cabo. Y no todos los países entienden, por ejemplo, la violencia de género de la misma manera en su legislación (de hecho hay 45 países, entre los que están Rusia o Marruecos, que no tienen este asunto en su legislación).

¿La solución? Casarse en el país más adecuado de los dos y la traducción de certificados matrimoniales

Cuando estamos enamorados y enamoradas, pensamos que es para toda la vida. Pero no siempre es así. Mejor tener las cosas claras desde el inicio, y efectuar el matrimonio siempre con todo bien clarito. La ventaja que tienen los trámites para bodas entre extranjeros es que se pueden efectuar tanto en el país de una persona como en el de la otra.

¿Nuestro consejo? Buscad cuál es el país con la legislación más abierta (España es uno de ellos), casaos ahí y buscad a un experto que haga traducción de certificados matrimoniales en el país de la otra persona. Recordad que esta traducción ha de ser una traducción jurada, esto es, sellada por alguien con potestad para hacerlo según las autoridades del país. ¡Y a vivir la vida después de una bonita luna de miel!

El amor es universal, pero el matrimonio cambia según la cultura

Sí, las sensaciones pueden ser comunes a diferentes sociedades. Pero la variación en cómo las gestionamos es enorme. Imagínate, si muchas veces no entendemos las relaciones que entablan nuestras personas más cercanas, cómo puede ser el entendimiento en un país lejano.

Por eso el matrimonio se legisla de manera distinta en cada lugar, y por eso es conveniente que elijamos bien en qué lugar casarnos y que recurramos, siempre, a una traducción de certificados matrimoniales. Jurada, por supuesto.

¿Necesitas una traducción jurada? No dudes en contactar con nosotros.