A finales del 2018, la RAE publicó su Libro de estilo de la lengua española. Este es un compendio de recomendaciones gramaticales, ortográficas, ortotipográficas y estilísticas que pretenden guiarnos en el buen uso del castellano. Muchas de ellas ya vienen de largo, pero hoy nos centraremos en la auténtica novedad que aporta la publicación: sus consejos para escribir bien en Internet. ¿Sobre qué vamos a hablar? Sobre qué implica escribir en la Red y acerca de cómo escribir online de manera efectiva.

El entorno digital y la manera de comunicarnos en él

La comunicación en el entorno digital ocupa gran parte de nuestro día a día. ¿Cómo nos afecta este nuevo paradigma comunicativo? Debemos ser muy conscientes de que, si algo caracteriza la escritura y comunicación digital es su condición de pública y global. Por lo tanto, el alcance es masivo: es clave que el uso de la lengua sea el adecuado. De lo contrario, nuestra reputación se verá por los suelos en un santiamén. Pues venga, veamos cómo hacer las cosas bien (según la RAE).

Cómo escribir online según la RAE: aspectos generales

Antes de entrar en consejos concretos acerca de cómo escribir online, es necesario que tengas en cuenta algunos aspectos generales. A la hora de escribir un texto para el entorno digital, debes seguir siempre las siguientes pautas:

Obviamente, respeta las normas lingüísticas generales

No te salvas. Esto siempre, siempre.

Ten en cuenta la omnicanalidad y la variedad de público

Escribir bien en Internet es procurar la legibilidad en la mayor cantidad de canales posible. Hay que prestar especial atención a la elección de los formatos (tipo de letra, convenciones ortotipográficas, etc.) y a la longitud y estructura del texto.

Asimismo, hay que saber cómo escribir online para un público diverso. Evita el uso de neologismos o expresiones muy localizadas, ¡sé global!

Escribe con naturalidad

El posicionamiento de tus contenidos es muy importante, pero tu redacción debe ser natural y fácil de leer. Google ya valora mejor los textos naturales que aquellos que están repletos de palabras clave sin sentido.

Utiliza estructuras limpias y organizadas

¡Ayuda a tu público!

Facilítale la lectura con estructuras organizadas que presenten títulos y subtítulos autoexplicativos, párrafos introductorios, fragmentos destacados en negrita, un léxico y una sintaxis sencillos, párrafos cortos y listas.

Evita las referencias temporales poco definidas

Tu comunicación en el entorno digital es escrita y permanece en el tiempo. No debes incluir referencias vagas en tus textos, como «ayer decía que» o «mañana presentaremos un libro». Especifica fechas concretas y tu público podrá situar tus contenidos en el tiempo.

Consejos concretos para escribir bien en Internet

El entorno digital acoge a una gran multitud de plataformas y formatos. De todos modos, los siguientes consejos sobre cómo escribir online te servirán para ofrecer textos efectivos en la mayor parte de los canales:

¡No subrayes!

Deja el subrayado para los enlaces. Procura no utilizar este recurso para resaltar fragmentos y evitarás confusiones con los hipervínculos.

Utiliza estructuras que provoquen acciones

Los títulos deben llamar a la acción: llamada de atención + descripción o insinuación + petición de acción.

Adáptate al SEO

Internet está repleto de contenidos. Si quieres que los tuyos destaquen, debes seguir una estrategia SEO definida. Identifica las palabras clave que utiliza tu público objetivo y utilízalas a lo largo del texto. Lo más importante es incluir títulos de primer y segundo nivel que presenten las palabras clave lo más al principio posible.

Los párrafos deben ser cortos, tienes que resaltar las palabras clave con negritas y debes utilizar una redacción natural.

Marca el uso de extranjerismos

Cuando utilices préstamos en tu escritura y comunicación digital deberás marcarlos con cursiva (o comillas si la plataforma no admite el recurso anterior y en títulos principales).

Coloca las etiquetas y las menciones correctamente

No es muy difícil, pero sí es muy importante. Las etiquetas pueden ser externas al enunciado (se colocan al final y no requieren puntuación) o formar parte de él (si se sitúan al comienzo, no provocan modificaciones en el uso de mayúsculas y la puntuación del resto del enunciado; si se sitúan al final, se debe utilizar la puntuación correspondiente).

Las menciones no precisan puntuación en el primer caso y deben situarse en un lugar en el que no interfieran; en el segundo, se deben adecuar a la puntuación, como cualquier otra palabra.

Ahora te toca a ti decidir

Nosotros te hemos transmitido los consejos de la RAE acerca de cómo conseguir escribir bien en Internet. De ti depende aplicarlos o no. Al fin y al cabo, solo son eso, consejos. A su favor hemos de decir que nosotros ya los seguíamos desde antes de la publicación del Libro de estilo de la lengua española, y funcionan. Aunque como sabrás, a la RAE le llueven las críticas.

Si crees que todo esto es demasiado para ti y prefieres dedicarte a otras cosas, siempre puedes dejar que se encarguen los profesionales. En ese caso, solo tienes que darnos un toque.

Por cierto, ¿cómo crees que hemos aplicado nosotros los consejos de la RAE en la redacción este post?