El mailing o email marketing es una estrategia que la mayoría de empresas llevan a cabo, al ser fácil de implementar, efectiva y sencilla de medir, pero en la que pocas destacan. Publicitar nuestros productos o servicios a través de un business mail es algo común, y es por esto por lo que destacar en este tipo de estrategias es fundamental. Nuestras bandejas de entrada suelen estar llenas, por lo que conseguir que nuestro mailing despierte el interés del cliente requiere de dedicación y de conocimiento de las estrategias lingüísticas.

Os damos algunas pistas para mejorar y destacar entre las decenas de mensajes de cualquier bandeja de entrada.

El asunto: sé original, pero no te pases

En esto del email marketing no hay nada escrito (nunca mejor dicho), pero está claro que lo primero que llama la atención de un correo electrónico es el asunto. Algunas recomendaciones que podemos daros para mejorar son las siguientes:

Conócete a ti mismo y a tu target

¿Qué le interesa a mis clientes? ¿Me dirijo a las personas correctas? ¿Qué esperan de mí? ¿Cómo puedo sorprenderles? Estas cuatro preguntas te llevarán a orientar tu estilo. Está claro, no es lo mismo ofrecer descuentos en moda a millenials que seguros profesionales a altos cargos de empresas.

Destaca, pero sin pasarte

Un asunto plano no llega a ningún sitio, pero un asunto demasiado barroco se mudará a la bandeja de SPAM después de que nuestro cliente se frote los ojos. Si quieres usa algún símbolo o emoticono, pero que no parezcan los estados del MSN Messenger de antaño.

Asegúrate de que te identificas al hacer email marketing

Nadie abre un mensaje si no sabe de quién es. ¿O sí? Por esto es tan importante que quede claro quién eres a la hora de hacer una campaña de mailing. Lo mejor es identificarte en el asunto, aunque esto también depende del tipo de cliente.

Asegúrate de que en el cuerpo del mail aparece tu nombre. Puedes poner el logo de tu empresa en la cabecera, o simplemente que el nombre aparezca bien resaltado al comienzo del texto.

¿Cómo es el cuerpo de un correo perfecto?

Tenemos que asegurarnos de que, una vez abierto el mensaje, el cliente quiera quedarse a leerlo. No sirve de nada una campaña de mailing con un asunto efectivo si nadie lee lo que cuentas en el mail. Es más, tu esfuerzo habrá sido en vano si no consigues interacción. ¡Un correo electrónico es un medio para conseguir la acción!

Si eres breve, mucho mejor

No te pases. Las bandejas de entrada están ya saturadas como para contar nuestra vida y la del vecino en un mail. Resume, y resume el resumen. ¡Que solo quede lo importante!

Cuida la ortografía

Una sola falta de ortografía arruinará la campaña. Asegúrate de que tu campaña de mailing cuenta con una buena labor previa de revisión y corrección, ya sea hecha o no por profesionales.

No aburras

Un texto publicitario tiene que ser dinámico y atractivo, nadie quiere leer algo tedioso. Un buen copywriting genera reacciones, un texto plano que pasen al siguiente correo.

Resalta lo importante

Utiliza las negritas de tal modo que sean un resumen de lo que pone en el mail. ¿Resumen del resumen de un resumen? Sí, se puede.

Incluye una llamada a la acción.

Ya lo hemos dicho, que tu campaña de mailing genere la interacción de quien la recibe es básico. Un call to action, que diriga a tu página o a alguna actuación concreta, es imprescindible.

Haz mailing, claro, pero hazlo bien o mejor no lo hagas

Las campañas de mailing son otro canal más para llegar al cliente, ¿quién no ha comprado algo o contactado con una empresa tras recibir un email  inesperado? Eso sí, la información que damos hay que cuidarla. Ya sabes, cuida el asunto, identifícate y haz un cuerpo del correo de calidad. ¡Destacarás en tu campaña de email marketing!

¿No sabes cómo hacerlo? Pregúntanos por nuestros servicios de asesoramiento lingüístico y te ayudaremos.