Noche de San Juan: origen y tradiciones

La noche de San Juan es una de las más populares del verano. Este se debe, además de por lo llamativa que es su celebración, porque no es concreta de un único territorio. Por ello, hoy queremos hacer un pequeño paseo a través de esta fiesta popular para descubrir cuál es su origen y cómo se celebra.

¿Por qué se celebra la fiesta de San Juan?

La noche de San Juan, o víspera de San Juan, se celebra el solsticio de verano. Esto ya es lo primero que llama la atención, puesto que la fiesta se lleva a cabo la noche del 23 al 24 de junio, cuando el solsticio es el 21.

¿Cómo es posible? ¿Cuál es el origen de esta celebración? De primeras, partimos con la idea bastante clara que está ligada al inicio del verano. ¿Pero será esta premisa un antojo del marketing?

Origen cristiano

Cuando la fiesta va vinculada a un santo, todas las sospechas apuntan a un origen cristiano. De hecho, en muchos sitios podemos leer que la festividad de San Juan tiene dicho origen. Basándonos en esta teoría, lo que se celebraría es el nacimiento de San Juan Bautista, ya que los evangelios dicen que hay seis meses de diferencia entre el nacimiento de Jesús y el de Juan.

¿Y las hogueras? Pues bien, parece que el padre de Juan prendió una para que familiares y vecinos supieran que su hijo había nacido. Zacarías, ¡todo un experto en marketing! Ahora bien, ya hemos visto en otras ocasiones que la mayoría de festividades cristianas eran originalmente paganas. ¿Será este el caso?

Origen pagano

Entre los rituales para la noche de San Juan, las hogueras es el más popular. Y es precisamente el fuego lo que nos aleja un poco del origen cristiano de la fiesta.

Indagando un poco sobre cuál podría ser el origen de esta noche mágica, nos hemos topado con una muy romántica que asegura que El Sol, enamorado de la Tierra, se negaba a abandonarla. Por este motivo, la noche del 21 de junio, se encendían hogueras para celebrar esta relación.

Otra historia cuenta que se encendían las hogueras para dar fuerza al Sol, ya que a partir del 21 de junio empiezan a acortarse los días. Sería, por decirlo de alguna manera, un empujoncito al astro Rey para que no dejase de salir.

Por último, se señala a los celtas como artífices de la fiesta de San Juan. En este caso, las hogueras se prendían en busca de la bendición de las tierras. Un ritual con el que pretendían asegurar que sus tierras dieran fruto suficiente. Adicionalmente, muchas parejas también clamaban por la fertilidad de la mujer.

En definitiva, el origen y motivo de esta fiesta es bastante difuso. No obstante, queda claro que el cristianismo tenía un gran podre de convocatoria y muchas celebraciones paganas se las adjudicaron con algún ajuste, como la fecha.

 

¿Cómo se celebra la noche de San Juan?

Pocos nos resistimos a atraer a la suerte o limpiarnos de malas energías, especialmente cuando estamos con amigos y familiares en un ambiente de jolgorio. Pero ¿qué opciones tenemos? Aunque lo más llamativo son las hogueras, existen varios rituales para la noche de San Juan:

Saltar las hogueras

Es el ritual básico de la verbena de San Juan. Sin embargo, dada su peligrosidad, está prohibido en la mayoría de sitios. De hecho, las grandes hogueras comunes están cercadas para que nadie acceda y se ponga en peligro.

Sin embargo, si en nuestro municipio nos dejan hacer una pequeña hoguera en la playa, se deben saltar las llamas siete veces. Aunque depende de la zona, como en el caso de Galicia, serían nueve saltos.

En las zonas donde no se pueden hacer hogueras individuales y se prende una grande popular, se intercambian los saltos por dar vueltas alrededor del fuego.

Saltar las olas o un buen chapuzón

Los que celebremos la noche de San Juan junto al mar tenemos un par de rituales muy fresquitos. El primero es saltar siete olas al llegar la media noche y pedir un deseo. Eso sí, al igual que con el ritual anterior, el número varía según la zona.

Otra opción es darse un refrescante baño al llegar la media noche. Eso sí, deberemos entrar de espaldas. Gracias a este ritual conseguiremos estar protegidos todo el año.

Como alternativa a los que no están cerca de la playa, existe la opción de lavarse la cara sin mirarse al espejo. Un simple gesto que tenemos muy sistematizado y que evitarlo nos traerá buena suerte. ¿Lo podremos hacer o nos perderá el reflejo de nuestra cara?

Quemar deseos y muñecos

En la zona mediterránea, muchos llevamos a cabo el ritual de quemar deseos. Basta con anotar en un papel los deseos y quemarlo en la hoguera dando tres saltos.

En cambio, en la costa gaditana tienen los Juanillos, unos muñecos de trapo que fabrican los propios vecinos y que queman para simbolizar la llegada del verano.

Por último, existe un ritual del amor al alcance de todos. Necesitaremos encender dos velas rojas en nuestra habitación y anotar el nombre de nuestro amado en un papel. Llegada la media noche, solo debemos quemar el papel en las velas.

Fiesta de San Juan por el mundo

Podemos tener una feliz noche de San Juan por toda la península, ya que se celebra a lo ancho y largo del país. No obstante, si nos pilla de vacaciones, debemos saber que existen muchos otros países en los que también se festeja.

La celebración en el norte de Europa

La noche más corta del año se celebra en diversos países europeos, aunque con algunos cambios. Por ejemplo:

  • Finlandia: se festeja Juhannus, la fiesta de la luz y la fertilidad, el 21 de junio. Se prenden hogueras que, posteriormente, son lanzadas al mar. Una imagen muy vikinga.
  • Sucia: celebra el Midsommar, en el que no faltan las flores, los bailes alrededor del Palo de San Juan y los pícnics en los bosques. Una forma muy diferente de celebrar la llegada del verano.

  • Dinamarca: la fiesta se llama Sankthans y la gente se reúne en torno a las hogueras. Como tradición extra, se queman figuras de paja para acabar con la mala suerte.
  • Inglaterra: se acude hasta Stonehenge a acampar para ver el amanecer.

La fiesta en América del Sur

En los países latinoamericanos, la fiesta de San Juan también está presente gracias a la migración. Sin embargo, aquí la celebración del verano se intercambia por la del invierno en los países del hemisferio sur.

Aunque, no faltan las hogueras, la comida y los amigos, existen algunas tradiciones adicionales que nos pueden dejar sin palabras. Este es el caso de:

  • Paraguay: juegan al toro candil, algo muy típico en las fiestas populares de la zona levantina. Consiste en que una persona se pone un casco con forma de cabeza de toro y cuernos en llamadas. ¿El juego? Correr entre la multitud ante el «toro» sin acabar chamuscado.

  • Chile: colocan tres tubérculos bajo la cama durante la víspera de San Juan. A la mañana siguiente, sin mirar, se coge uno. Nuestra elección marcará nuestro destino para el próximo año.
  • Argentina: suman a la tradicional hoguera el cruce de brasas y el ascenso a un mástil engrasado, llamado palo enjabonado.

¿Cómo se ha llegado a ciertas tradiciones? Desde unas creencias muy diferentes a una traducción imposible que ha desencadenado en una interpretación muy personal, ¡todo es posible! Lo que no cabe duda es que la celebración de la noche de San Juan es una fecha señalada en el calendario de medio mundo. Así que si este año nos pilla de viaje, podemos acercarnos y disfrutas de otras tradiciones.

Acerca del autor

Teresa Belaire

Licenciada en Comunicación Audiovisual y con un máster en guion de cine y televisión, es especialista en escribir historias. Como responsable de contenidos de Ontranslation, escribe sobre traducción, cultura y ecommerce como si desarrollara la biblia de su próximo largometraje.

Una respuesta a “Noche de San Juan: origen y tradiciones”

  1. Hecate dice:

    El orien, de todas estas fiestas, es CELTA, y tiene que ver con la rueda de la vida, en la cual 8 fiestas (o aquellarres) se distribuyen a lo largo del año. Estas fiestas fueron asimiladas por el imperio romano, y «adoptadas» por el cristisnismo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS RELACIONADOS

+ Ver todas las publicaciones