La revisión de contenidos para redes sociales es hoy en día imprescindible. Ya no estamos hablando de una simple amonestación, o una vergüenza colectiva que quedará en internet hasta el fin de nuestros días. Esto ya se está convirtiendo en algo más grave. ¿Es para tanto? Debemos cuidar el lenguaje en la redes sociales pero sin olvidarnos que nace de la oralidad.

Por un error en Twitter, pierde el trabajo

Nos hacíamos eco de esta siguiente noticia: un funcionario boliviano era despedido por haber cometido una falta ortográfica en un tuit publicado desde la cuenta de Twitter oficial del Tribunal Supremo Electoral de dicho país. El tuit en cuestión decía lo siguiente: «¿Sabes dónde botarás?».

Normalmente, los mejores lugares para botar son un balcón después de ganar las elecciones o la tarima de la discoteca del pueblo. Pero, dado el contexto del tuit, parece que la palabra «botarás» no hacía referencia al acto de «botar», sino de «votar». Vaya, qué desliz, ¿eh? Vaya tontuna. Pues por esta tontuna, una persona se ha quedado sin trabajo y toda una institución ha hecho en ridículo.

Revisión de contenidos para redes sociales

Más allá de si ha sido o no un sabotaje o una conspiración —ya sabéis que todo lo que esté en el barco de la política es susceptible de sufrir malas leches ajenas—, la verdad es que todo esto se habría podido evitar muy fácilmente. ¿Cómo? Pues con una revisión ortotipográfica eficiente y, en este caso, muy, pero que muy sencilla.

Hoy en día las redes sociales son la cara del organismo que tienen detrás, ya sea una empresa o una institución pública, y por este motivo es tan importante que todo el contenido que publican esté impoluto. Sobre todo teniendo en cuenta la rapidez con la que la información circula por las redes sociales. De todos modos, es posible ir sobre seguro si se cuenta con un buen proveedor de servicios de revisión de contenidos para redes sociales.

Puede parecer complicado que un tercero pueda encargarse de la revisión de los contenidos que se publicarán en una red social, especialmente si tenemos en cuenta que cada publicación sale a la luz en un momento muy determinado, cosa que obliga a que las revisiones se lleven a cabo en un plazo de tiempo muy reducido o sin previo aviso.

Las redes sociales y la oralidad

Sabemos que todavía hay personas que piensan que los servicios de revisión de contenidos para redes sociales son un gasto superfluo que se puede evitar teniendo más cuidado al redactar lo que se va a publicar, pero no es así. La urgencia del canal propicia los errores, por eso es esencial contar con profesionales lingüísticos que no solo harán el trabajo más rápido, sino que lo harán mejor. ¿Tiene un coste?, sí.

De hecho, se trata de una inversión y, en última instancia, de un seguro. Porque, ¿a quién han echado de su trabajo por no revisar el contenido de un tuit? Al trabajador de la institución que no tenía un servicio de revisión de contenidos para redes sociales, que, por otra parte, ha dado una imagen pésima. Pensadlo, porque botar, bota la pelota, pero votar, votamos todos —bueno, casi todos—.

Confía en una empresa de traducción profesional

Las agencias de traducción están precisamente para hacer fácil lo que parece difícil cuando se trata de trabajar con el idioma. De hecho, en Ontranslation agencia de traducción ofrecemos este servicio de revisión de contenidos para redes sociales a varios clientes y podemos asegurar que, con una buena gestión, es posible hacer que muchas publicaciones de muchos clientes en muchas redes sociales distintas salgan a la luz sin un solo error. Y eso es un seguro para quienes están representados por las redes.