Errores ortográficos con graves consecuencias

//Errores ortográficos con graves consecuencias

Errores ortográficos con graves consecuencias

Los errores ortográficos están ahí, nos persiguen a cada momento. ¡Por suerte tenemos a esa figura mágica que los elimina de los textos! Se trata, nada más y nada menos, de las personas que se dedican a la corrección y a la revisión. Muchas veces se menosprecia su profesión, en Ontranslation hemos oído ya bastantes veces que por cometer pequeños errores ortográficos no nos va a pasar nada. Eso pensaban los protagonistas de las historias que os vamos a contar, hasta que los «pequeños errores ortográficos» desembocaron en desastres. ¡La próxima vez seguro que no dudan de confiar en profesionales!

La coma de los diez millones de dólares

Pues sí, los errores ortográficos pueden salir muy caros. Como en el caso de una coma que le costó 10 millones de dólares a una compañía láctea. Fue en EE. UU., en Maine. Los trabajadores querían que se les pagase horas extra, la compañía creía que no había que pagarlas. Los primeros encontraron un error en la normativa de la empresa, donde se especificaba quién cobraba las horas extra. El texto, traducido, decía que no cobraban horas extra las personas que se dedicaban a:

La actividad de enlatado, procesamiento, conservación, congelación, secado, comercialización, almacenamiento, embalaje para el envío o distribución de: (1) productos agrícolas; (2) carne y productos de pesca; y (3) alimentos perecederos.

Así, a priori, no parece que haya nada mal. Sin embargo, la falta de una coma entre «envío» y «o distribución» hace que la frase signifique otra cosa. Efectivamente, si nos ceñimos a las normas, el texto habla del «embalaje para la distribución» no de la distribución en sí. Los distribuidores demandaron a la empresa, ¡y con carácter retroactivo! Y un juez les dio la razón y tuvieron que ser indemnizados. ¡Los errores ortográficos a veces se pagan caros!

Los errores ortográficos en sufijos te pueden llevar a la quiebra…

O más bien pueden hacer que los demás piensen que has quebrado. Un pequeño error en el registro de empresas de Reino Unido hizo que una empresa quebrase. Al suspender la actividad Taylor and Son, a la persona que se encargaba de registrarlo se le coló una –s al final. La empresa Taylor and Sons sufrió pérdidas millonarias debido a su pérdida de credibilidad. El Estado británico tuvo que compensar a la empresa con unos 17 millones de libras esterlinas. ¡Repasad los errores ortográficos antes de darle a continuar!

No solo los errores ortográficos, una mala traducción también puede causar estragos

Ya hemos insistido más de una vez en la importancia que hay que darle a la traducción médica. ¡Nuestra salud está en juego! Los errores ortográficos se quedan cortos al lado de los horrores de traducción que podemos ver de vez en cuando. Como en el caso en el que en un hospital en Alemania decidieron tomarse la traducción por su cuenta, sin confiar en profesionales. En unas prótesis venía escrito non modular cemented, que significa que no es modificable y que tiene que ser cementado. Entendieron que no necesitaban cemento, por lo que implantaron mal la prótesis a 50 personas. La mayoría tuvieron que volver a ser operadas, claro.

Cuidar tu lengua significa cuidar lo que haces

Ya lo hemos visto, tanto en el mundo laboral, como en el mercantil o el médico, la labor de las personas profesionales del lenguaje es indispensable. ¿Qué hubiese pasado en todos estos casos si una persona se hubiese encargado de los errores ortográficos y de las traducciones? Seguramente la historia hubiese cambiado

De |2018-10-26T15:10:27+00:00julio 26th, 2018|Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario