Traducción literaria: qué tener en cuenta al comprar un libro

Gracias a la traducción literaria, el acceso a grandes obras universales es (prácticamente) infinito. No obstante, la figura del traductor literario queda olvidada para el gran público en el momento que adquiere cualquier libro. Por este motivo, como profesionales de la traducción que somos, hoy ponemos sobre la mesa aquellas pautas que nos permitirán dar con la mejor versión de esa novela clásica que tanto gozo nos hace leer.

¿En qué debemos fijarnos al comprar un libro en otro idioma?

Adquirir una novela actual en otro idioma es tan sencillo como acudir a una librería, pedir el título y pagar. No obstante, cuando dicho ejemplar pertenece a un libro clásico, la historia se complica.

Debido a que muchas editoriales aprovechan la liberación de los derechos de autor de los grandes clásicos para aumentar su oferta literaria, existen muchas ediciones para este tipo de novelas. Este es el caso, por ejemplo, de Drácula de Bram Stoker o Sherlock Holmes de Arthur Conan Doyle.

¿Cómo podemos saber que estamos pagando por una edición que merece la pena? ¿Qué detalles no debemos pasar por alto?

No juzgues un libro por su portada

Actualmente existen muchas editoriales que cuidan muchísimo la estética de sus ejemplares. De hecho, algunas ofrecen líneas ilustradas, como Alma Clásicos Ilustrados. Ahora bien, ¿qué traducción literaria incluye?

Es habitual que algunas editoriales incluyan traducciones antiguas en este modelo de libro visualmente más atractivo. Una forma fácil de detectarlo sin necesidad de abrirlo es ver el precio. ¿Costaría un ejemplar de 800 páginas, ilustrado, con una calidad de materiales impecable 20 euros? Muy posiblemente están recortando por algún sitio y la traducción literaria tiene todos los números.

¿Significa esto que son malas traducciones? No, no tienen faltas de ortografía ni te sangran los ojos. No obstante, le ponen más valor a la estética y, por tanto, recurren a traducciones ya existentes y que, en el mejor de los casos, son revisadas por profesionales.

La traducción literaria del libro a revisión

Decidir que una traducción es mejor que otra puede ser algo muy subjetivo. No obstante, hay unos parámetros que nos permiten vislumbrar que unas obras pueden tener una calidad superior a otra. Por ejemplo:

  • ¿Quién es el traductor literario? Algunos traductores son conocidos o tienen obras premiadas. Una búsqueda rápida en Google nos puede ilustrar en este terreno.
  • ¿Tiene la traducción derechos de autor? En caso de no tener, la traducción literaria es antigua. Esto puede no ser un problema si pasa un filtro d revisión en la nueva editorial. En caso contrario, el lenguaje puede estar un tanto anticuado y pueden verse faltas o incorrecciones.

traduccion clasicos1traduccion clasicos2

  • ¿Es una traducción directa? Algunos clásicos se tradujeron primero al inglés y de ahí al castellano. Este es el caso de novelas rusas, por ejemplo. No obstante, las traducciones actuales suelen ser directas desde el idioma de origen, evitando que se pierda información por el camino. De ahí la importancia de evitar traducciones antiguas.
  • ¿Estamos ante una traducción premiada? Este dato a veces también se muestra en la contraportada como reclamo. No es vital, obviamente, pero es un plus de confianza.

Con todo esto, podemos hacernos una idea de qué estamos comprando. Ahora bien, nada como leer la primera página del libro para detectar si la traducción se nos hace pesada o rara.

¿Es la obra original o está abreviada?

Los grandes clásicos se utilizan en escuelas e institutos, con lo que existen versiones adaptadas al nivel del lector. Pero no solo hablamos de la traducción literaria en sí, si no de la propia extensión de la obra. Para evitar llevarnos a casa una versión reducida, deberemos comprobar en las especificaciones del ejemplar si lo es.

Si se trata de una edición muy antigua y no incluye esta aclaración, siempre podemos comparar el número de páginas con otras ediciones. Para que quede claro, las versiones reducidas pueden quedarse con un 50 % menos del contenido tranquilamente, más si estamos ante una versión dirigida al público infantil.

¿Cuáles son las editoriales mejor valoradas por sus traducciones?

Los puristas de las traducciones literarias tienen claro que no todas las editoriales cuidan esta parte del trabajo. Y es que una mala traducción nos puede llevar a odiar un título, ¡con lo que poca broma!

Ahora bien, ¿cuáles son las editoriales más alabadas por sus traducciones?

  • Alba: tiene dos líneas, la Minus (económica) y la Maior (cara). Es considerada de las editoriales con mejor reputación por su amplio y cuidado catálogo de clásicos. Sus traducciones no pasan inadvertidas, ya que suelen ser las más actuales y, por tanto, las más agradables de leer.
  • Alianza: las traducciones de textos literarios de esta editorial son variadas en cuanto a edad, pero no fallan en la calidad. Se considera el catálogo que mejor equilibra precio y calidad.
  • dÉpoca: no es de las más conocidas, pero su catálogo de clásicos es sumamente interesante, ya que alberga títulos menos convencionales pero de gran valor. Algunas de las obras son la primera vez que se publican en España, con lo que sus traducciones son actuales. Si le sumamos que incluyen ilustraciones a color, ¡tenemos un combo ganador!

¿Cuáles son las mejores traducciones de textos literarios clásicos?

La traducción literaria de grandes clásicos es un arte y, como tal, puede ser reconocido e, incluso, premiado. A continuación, dejamos una pequeña lista de traducciones que se han llevado las alabanzas del sector. Y es que, si estamos interesados en hacernos con alguno de estos títulos, ¿cómo vamos a desaprovechar la ocasión de comprar la mejor?

  • La Iliada de Homero, traducida por Emilio Crespo Güemes. Esta es una versión de verso no rimada que podemos encontrar en la editorial Gredos.
  • Las mil y una noches, traducida por Salvador Peña y editada por Atlanta en cuatro bonitos tomos. Lo mejor de esta edición es que recoge la obra completa, no una selección de algunos cuentos. En lo relativo a la traducción, Peña se alzó con el Premio Nacional a la Mejor Traducción por esta obra en 2017.
  • Anna Karénina, traducida por Víctor Gallego Ballestero para la editorial Alba. Este trabajo se llevó el Premio de traducción La Literatura Rusa en España 2012 y el Premio internacional Read Russia 2012 a la mejor traducción de un clásico del siglo XIX.
  • Los miserables de Víctor Hugo, traducida por María Teresa Gallego y editada por Alianza. Fue la primera traducción completa (sin censura) en español, lo que conllevó a su traductora tres años de duro trabajo para terminarla.
  • Jayne Eyre de Charlotte Brontë, traducida por Carmen Martín Gaite y premiada con el III Premio de Traducción Ángel Crespo. Esta obra la podemos encontrar en la editorial Alba.

Acerca del autor

Teresa Belaire

Licenciada en Comunicación Audiovisual y con un máster en guion de cine y televisión, es especialista en escribir historias. Como responsable de contenidos de Ontranslation, escribe sobre traducción, cultura y ecommerce como si desarrollara la biblia de su próximo largometraje.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS RELACIONADOS

+ Ver todas las publicaciones