Cómo traducir para posicionar en Google: 5 pasos

¿Te has planteado cómo traducir para posicionar en Google? Hoy en día es necesario escribir para estar presentes en Internet. Por esto, a la hora de internacionalizarse, muchas personas se preguntan cómo traducir un artículo para aparecer en las búsquedas orgánicas de un país en concreto. El SEO internacional se ha vuelto necesario, y es una ventana de acceso para potenciales clientes de otros países a nuestra empresa.

Por este motivo, hacer una traducción pensando en el SEO se ha vuelto prácticamente indispensable a la hora de tener una página web multilenguaje. Aunque el objetivo principal es responder a la intención de búsqueda de nuestros clientes, ahora también debemos traducir para gustarle al algoritmo de Google. Ahí van nuestros pasos para que puedas conseguirlo.

.

 

1. Plantéate a quién quieres dirigirte

Toda empresa debe saber a quién se dirige. Pero incluso dentro de tu público objetivo, puede haber fragmentos de la comunicación que se dirigen a un segmento más pequeño de estos clientes potenciales.

Si no has definido bien tu público, o este es muy genérico, difícilmente podrás tener una estrategia definida. Por eso, antes de plantearte cómo traducir un artículo para posicionarte orgánicamente en Google, plantéate a qué tipo de personas quieres llegar en esa nueva lengua.

 

cómo traducir para posicionar en Google

 

2. Realiza un estudio de palabras clave

Esto es básico. Para que tu texto sea efectivo en otros idiomas en Google no vale con traducir las palabras clave que ya usas en tu mercado local y utilizarlas. Deberás realizar una búsqueda de palabras clave para encontrar las que funcionarán en el mercado de destino. Traduce la palabra clave principal y úsala para hacer la búsqueda de similares o de otras relacionadas con su campo semántico

Lo mejor será que lo hagas con la herramienta de Google, el Keyword Planner. También tienes otras opciones gratuitas como Keywordtool.io o Ubersuggest.

 

 

Ya sabes, lo principal al pensar cómo traducir para posicionar en Google es encontrar palabras clave que respondan a la intención de búsqueda de tus clientes potenciales internacionales.

 

3. Decide qué keywords vas a utilizar en tu artículo

No te olvides. Para traducir para posicionar en Google deberás encontrar palabras clave efectivas. Estas son el aspecto principal que te llevará al éxito o al fracaso. Una vez hayas trabajado una lista de keywords, tendrás que elegir cuáles utilizarás. 

Seleccionar la palabra clave principal

Esta keyword será el concepto central del artículo. Cuanta menos competencia tenga y más buscada sea, mejor. Un ejemplo es muebles de diseño.

Buscar mid tail y long tail keywords

Se trata de grupos de palabras que, por decirlo así, alargan un poco (mid tailo bastante (long tailla keyword principal. Serían ejemplos muebles de diseño online o muebles de diseño hechos a mano online.

Utiliza también algunas palabras clave secundarias

Estas son palabras similares a la principal, que lo que sirven es para decirle a Google que estamos hablando de un tema en concreto: le damos un campo semántico sobre el que trata nuestro texto. Un ejemplo de keyword secundaria sería, en este caso, sillas de diseño o comprar muebles.

 

 

4. Transcreación de contenido

El siguiente paso lógico será la traducción del texto. ¡Pero cuidado! Si nos planteamos traducir para hacer posicionamiento SEO en Google, hemos de pensar en introducir las palabras clave anteriores, ¿no? Y para esto está la transcreación.

Y, claro, os preguntaréis qué es la transcreación. Pues se trata de una traducción en la que el traductor profesional de la lengua pone toda su creatividad en juego.

 

Traducción seo

 

 

Se hace por párrafos, no por palabras, y el resultado tendrá que ser un texto bastante distinto al original. Algo así como una reinterpretación en otro idioma, para entendernos. En ella, se tendrán en cuenta las diferencias culturales entre un país y otro, y que pueden no apreciarse a primera vista. Y también, lógicamente, se introducirán las palabras clave adecuadas.

 

5. No te olvides de revisar el artículo

Ya sabes cómo traducir un artículo. Ahora bien, ¿se traduce y ya está, se publica? ¡Pues para nada! Después de un trabajo de traducción hay una parte que es indispensable: la corrección del documento. Incluso a las personas con mayor formación lingüística se nos pueden escapar algunos errores ortográficos. ¡Es normal! Nadie es perfecto.

Para que esto no ocurra, lo más recomendable es confiar en un revisor profesional que rastree las faltas de ortografía, para que no quede ninguna.

¡Igual que un buen SEO hará que entren en nuestra web, una mala ortografía hará que salgan corriendo de ella! Por lo que la conversión de todo este esfuerzo será cero.

Ya sabes cómo traducir para subir puestos en Google

Eso sí, saber la teoría no es poder llevarla a la práctica. Aunque sepáis los pasos a seguir para traducir un artículo de cara al SEO, lo mejor será que esto lo haga un profesional o un equipo de profesionales. Ellos saben cómo hacerlo de manera efectiva, pues ya sabéis que la práctica hace al maestro.

Para eso estamos las agencias de traducción expertas en marketing digital como Ontranslation, para ofrecerte un servicio de traducción SEO profesional y efectivo. Cada loco con su tema, ¿no?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS RELACIONADOS

+ Ver todas las publicaciones