¿Cómo usar el guion, guion corto, guion largo?

Pocos saben cómo usar el guion, al menos correctamente. Es más, muchas personas aún lo acentúan. Insistimos, guion no lleva tilde desde que en 2010 la RAE hizo este cambio. El guion está un poco maltratado, como lo está el punto y coma, que ya os explicamos cómo usar. No solo por aquellos que le siguen poniendo el peso de una tilde que ya no es suya, sino también porque hay quien no diferencia entre los tipos de guiones, o los usa a la ligera.

A nosotros este signo ortográfico nos ha echado un cable en innumerables ocasiones, por eso queremos saldar cuentas con él. Hoy os damos los puntos más importantes si queréis hacer un uso correcto del guion.

 

Tipos de guion

Lo primero que debemos tener claro es que hay dos tipos de guion distintos, y un signo con el que podemos confundirlos.

cómo usar el guion

Todos ellos son una línea media en el texto, y solo varían en la longitud de esta. Son, de mayor a mayor longitud de la línea, estos tres:

  • El guion o guion corto (-).
  • El signo menos o semirraya (–).
  • La raya o guion largo (—).

Como veis, es difícil diferenciarlos en un texto, sobre todo si van por separado y no podemos comparar unos con otros. Sin embargo, para escribir correctamente debemos tener claro cuándo se utiliza cada tipo de guion.

 

Usos del guion (o guion corto, para desambiguar)

El guion corto es el que más suele utilizarse a la ligera. Esto encuentra su explicación en que es el más fácil de insertar desde cualquier teclado, pues aparece en la mayoría (tengan o no alfanumérico). En el teclado de Windows español aparece al lado del punto.

Su función es morfológica. Es decir, se utiliza al nivel de la palabra. Detallamos cuándo suele aparecer, para que sepas cómo usar el guion corto a partir de ahora.

Separar palabras al final de línea

Cualquiera que sea lector habitual se habrá encontrado con este uso millones de veces, que en Internet se ve menos. Usamos el guion corto cuando una palabra no nos cabe en una línea, separando dos de sus sílabas, como vemos en la foto

Palabras compuestas

El guion también sirve para unir dos palabras en un solo concepto, en casos como los siguientes:

  • Gentilicios compuestos para denotar oposición, sobre todo entre los bandos de guerras (La guerra hispano-estadounidense).
  • Sustantivos compuestos cuando su uso no se ha extendido (el hombre-calendario).
  • Cuando un prefijo va antes de un nombre propio (pro-Putin).
  • Algunos otros nombres compuestos (científico-técnico, jurídico-administrativo).

Para indicar usos entrecortados al reproducir el discurso oral

El guion también se utiliza cuando queremos reproducir un modo de expresión entrecortado en el habla. Por ejemplo, cuando alguien tartamudea (n-no lo-lo s-sé) o alguien corta una palabra irónicamente para preguntar por su significado (¿tradu-qué?).

 

Usos del signo de menos o semirraya

Este es el más sencillo, pues solo sirve para lo que todos lo conocemos: utilizarlo como el signo de resta en matemáticas. En el teclado, cuando disponemos de alfanumérico, se encuentra encima del signo de suma (+) y del asterisco (*).

No vamos a detenernos más en él, ya que solo tiene este uso. ¡Recordadlo! Y que no se os cuele en el resto.

 

¿Cuándo y cómo utilizar el guion largo o raya?

Lo primero que debemos saber, para poder utilizarlo, es cómo escribir el guion largo en Word. Existen un par de atajos que tendréis que utilizar, ya que no está en el teclado por defecto:

  • Alt Gr más el signo menos del teclado alfanumérico.
  • Alt más 0151 en el teclado alfanumérico.

Una vez sabemos usarlo, ¡lo tenemos! Este signo tiene funciones sintácticas, y son las que os describimos a continuación.

Incisos

Si queremos hacer un inciso en el discurso, podemos meter el texto entre rayas o guiones largos. Su uso es exactamente igual al de los paréntesis: se usa una de apertura y una de cierre, y van pegadas a las palabras que comprenden.

El perro —canis lupus familiaris es su nombre científico— es el animal…

¿Por qué utilizar guiones, entonces? Pues en algunos casos es una cuestión de estilo, quien los usa los prefiere o los alterna con los paréntesis. Pero en otros nos permite la recursividad: hacer un inciso dentro de un inciso.

Nos explicó lo de las células (mientras se miraba —con pasmosa atención— el pie izquierdo) para comenzar la clase.

Diálogos

En las obras literarias, la raya indica la intervención de un personaje, así como los comentarios del narrador en estas intervenciones:

— ¿Cómo te llamas? —Dijo la niña.

— ¿Yo? —Contestó el muchacho, sonriente—. ¿De qué tengo cara?

Se escriben siempre pegados a la intervención del personaje, sin cierre para estas. Sí que se utiliza la raya de cierre en los comentarios, como vemos en el ejemplo de arriba. Si queréis explicaciones más detalladas, en este post os explican fenomenal cómo usar el guion de diálogo.

 

Otros usos

Hay otros usos menos comunes de la raya, en los que no nos detendremos ya que son bastante específicos. Se trata de casos como las listas, los epígrafes de una bibliografía, para sustituir a la palabra en la entrada de un diccionario… No creemos que necesitéis estos, y son convenciones que, estas sí, varían enormemente, así que no nos liamos más con ellos.

 

Distingue entre el guion, el menos y la raya

Esperamos que, tras este nuevo post sobre ortografía, os haya quedado claro qué guion usar en cada momento. Como recordatorio: el guion para las palabras, el menos para los números y la raya para las oraciones.

¡Recordad que siempre podéis hacernos cualquier consulta sobre asuntos ortográficos!  Nuestro equipo de revisión y corrección os asesorará para daros las mejores soluciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS RELACIONADOS

+ Ver todas las publicaciones