Corrector ortográfico y gramatical: herramientas útiles

La figura del corrector ortográfico y gramatical es imprescindible. La revisión profesional de nuestros textos nos permite publicar contenidos de calidad. Se necesita mucha formación para ser un buen corrector ortográfico o un corrector de estilo, pero también conocer los principales recursos de  trabajo. Eso sí, ¡estas herramientas nunca podrán sustituir a un corrector de carne y hueso!

Un corrector ortográfico y gramatical automático puede ser útil

El corrector ortográfico y de estilo debe ser siempre una persona profesional. Eso sí, existe software útil que permite hacer segundas revisiones con más agilidad. No nos engañemos, la posibilidad de que los humanos cometamos errores está ahí.

Por eso en Ontranslation utilizamos LanguageTool, un corrector ortográfico y gramatical online de código abierto. Está en constante actualización, por lo que es una herramienta cada vez más completa. ¿Lo mejor? Permite combinar la revisión humana, la del procesador de textos y la de nuestra herramienta de corrección favorita.

¿Cómo sé qué expresiones utilizar?

Un corrector ortográfico y gramatical profesional también debe tener en cuenta la expresión y el registro. Es muy importante determinar con claridad el tono del texto y a quién va dirigido para elegir las expresiones más convenientes. Y para ello, el corrector ortográfico y de estilo utiliza los corpus.

Los corpus son bases de datos con textos digitalizados que permiten buscar expresiones concretas. El CREA, el CORPES XXI o el Corpus del español nos permiten consultar en qué tipo de textos aparece una expresión. De esta manera, podemos hacernos una idea de en qué registro se utiliza habitualmente. No es lo mismo que aparezca en una noticia de sucesos o en libros juveniles.

La corrección de estilo es vital para tus contenidos

El estilo también es un must para el corrector ortográfico y gramatical. Algo que chirría mucho a la hora de leer un texto, es repetir el nombre de un concepto una y otra vez. Sin embargo, a veces se nos acaba el repertorio y no sabemos cómo nombrarlo. Cuando ocurre esto, los diccionarios de sinónimos y los diccionarios ideológicos pueden ser de gran ayuda.

Pero, ¿qué  son los segundos? Pues los diccionarios ideológicos son aquellos que nos muestran conceptos cercanos al que queremos transmitir. Si buscamos la palabra árbol, nos aparecerán resultados como verde o madera. De esta manera, podremos extraer metáforas para referirnos a este concepto.

¿Qué te han parecido los recursos del corrector ortográfico y gramatical?

Estas son solo algunas de las herramientas que tenemos al alcance para facilitar nuestra labor  de corrección y llevar a cabo una buena revisión de textos, ¿conoces alguna más?

Recuerda que, aunque son muy útiles, nunca podrán sustituir a un ser humano profesional. Así que, si quieres vivir con tranquilidad…

#ponuncorrectorentuvida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS RELACIONADOS

+ Ver todas las publicaciones