Idiomas inventados, ¿con qué fin se desarrollan?

//Idiomas inventados, ¿con qué fin se desarrollan?

Idiomas inventados, ¿con qué fin se desarrollan?

Existe una gran cantidad de idiomas inventados o, dicho de una manera más técnica, lenguas construidas. El esperanto, el volapük, el klingon, el interlingua… Todos ellos nacieron artificialmente, y no de manera natural, como nuestras lenguas madre. Hoy nos preguntamos cuál es la motivación que se esconde detrás de la creación de idiomas inventados. ¿Por qué no se conforman las personas que los crean con las lenguas naturales? Vamos a verlo.

Derribar la torre de Babel

La principal motivación histórica para la creación de idiomas inventados ha sido la de establecer un idioma común para la humanidad. Muchos teóricos del lenguaje han pensado a lo largo de los siglos que un lenguaje resultante de la combinación de muchos serviría para establecer un idioma universal. Seguramente pensaréis que ya lo hay, y que es el inglés, claro (y tal vez algún otro en el futuro). Pero el empeño de estos teóricos pasaba por conseguir una nueva lengua que no fuese impuesta o perteneciese a algún grupo social, país, etc. Fue el sueño de una lengua universal y de todos lo que llevó a que apareciesen idiomas inventados como los siguientes:

  • El esperanto, inventado por L.L. Zamenhoff allá por el año 1887 (casi nada), es el más famoso de todos. Se basa en la búsqueda de la simplicidad, y se creó combinando diferentes aspectos de los idiomas indoeuropeos. Y tiene incluso una bandera (la de la imagen de este post).
  • El volapükMenefe bal, püki bal («una lengua para una humanidad») es el lema de esta lengua construida. La desarrolló en 1879 un sacerdote alemán, Johann Martin Schleyer, combinando rasgos de lenguas de Europa occidental, pero no triunfó debido a la mayor aceptación del esperanto.
  • El interlingua es el más moderno de los idiomas inventados con el propósito de crear una lengua universal. Fue construido por un grupo de lingüistas en 1951, pero tampoco ha conseguido desbancar al esperanto. Tomaba la mayor parte de sus rasgos de las lenguas romances, junto con otros del inglés, del alemán y del ruso.

Idiomas inventados para un mundo de fantasía

La imaginación de algunas personas no conoce límites. Hay quien tiene la capacidad de crear mundos de fantasía en los que el resto puedan sumergirse y vivirlos como si se tratase de la propia realidad. Algunos autores, en su afán por ambientar su obra lo máximo posible, han desarrollado idiomas inventados de los que probablemente hayáis oído todos, o casi todos, en alguna ocasión:

  • Las lenguas élficas de El Señor de los Anillos tienen su propia gramática y reglas. Y es que Tolkien, además de una de las mejores plumas del siglo XX, era un lingüista con mucha paciencia.
  • El lingüista Marc Okrand creó el klingon para Star Trek, y lo fue desarrollando más conforme la serie avanzaba. Muchos trekkies —fans de Star trek— se lanzan a estudiar esta lengua construida, que cuenta hasta con un centro de estudios: el Klingon Language Institute.
  • El más moderno de este tipo de idiomas inventados es el na’vi, creado por Paul Frommer para la película Avatar, de James Cameron. Este aún está en desarrollo, ya que los fans del universo azul siguen creando vocabulario que su creador va aceptando.

Unir personas y crear mundos ficticios: la razón de ser de los idiomas inventados

Siempre hay razones para construir cosas nuevas. Los seres humanos no paramos en nuestro empeño por progresar y dar rienda suelta a la creatividad para mejorar nuestro mundo. Ya sea en el plano del entendimiento o en el del disfrute y la fantasía, los idiomas inventados se crean para intentar mejorar nuestras vidas  de algún modo. ¡Eso sí! Para inventar un idioma hacen falta conocimientos lingüísticos, no vale cualquiera. ¡Es bastante más complicado de lo que parece!

De |2018-03-27T11:29:56+00:00febrero 20th, 2018|Sin categorizar|0 Comments

Deja un comentario