Palabras de origen árabe que considerabas «typical Spanish»

//Palabras de origen árabe que considerabas «typical Spanish»

Palabras de origen árabe que considerabas «typical Spanish»

La influencia árabe en la historia de la Península Ibérica es notoria. No hay más que viajar a Andalucía y mirar algunos edificios para darse cuenta de ello. La lengua, como parte de la cultura de un pueblo, también se ve afectada por el intercambio entre dos grupos, y por esa razón existen en castellano tantas palabras de origen árabe. Conocerlas nos ayuda a entender la diversidad de la que provenimos: ser conscientes de que utilizamos muchas palabras de origen árabe a diario es ser conscientes de que cualquier cultura es una mezcla de culturas previas. ¿Queréis conocer algunas de estas palabras? No nos entretenemos más.

Si hay una palabra que representa al castellano (al menos al castellano del sur de España) en cualquier lugar del mundo no cabe duda de que se trata de la interjección olé. Se utiliza en esos productos que suelen exportarse al extranjero con éxito: el flamenco, las corridas de toros (por desgracia), etc. Y también hay quien dice olé casi cada día, para expresar admiración hacia alguien por algo que ha hecho correctamente, por ejemplo. Lo que no mucha gente sabe (y tal vez haya a quien le incomode) es que esta palabra tan de Marca España es una de las muchas palabras de origen árabe de nuestro vocabulario. Aunque algunas personas especulan con que la expresión viene del vocablo griego ololizin (ὀλολύζειν), utilizado para expresar júbilo, la mayoría opina que viene del árabe. Concretamente, de expresiones relacionadas con Alá, como allah (similar a la actual expresión Dios) o Wa-llâh (‘por Alá’).

Otra de las palabras de origen árabe que utilizamos a menudo, cómo no, es alcohol. Y puede parecer sorprendente, ya que las bebidas alcohólicas están terminantemente prohibidas por el Islam, religión mayoritaria del mundo árabe. Pero los significados cambian, y parece ser que el origen de nuestro actual alcohol es al-kuhúl, que se refería a un cosmético similar al rímel desarrollado por nuestros antepasados. El sustantivo era kuhúl, ya que el al es el artículo, que, como en muchos otros casos, pasó a formar parte del nombre al transferirse al castellano. El caso es que empezó a denominarse al-kuhúl a cualquier tipo de elemento de destilación, hasta que se especializó para denominar solamente al etanol, el destilado del vino, y, por extensión, a nuestro actual alcohol.

Por cierto, ¿cuántos platos de nuestra gastronomía tienen como base el arroz? No los vamos a enumerar, pero podemos destacar el más famoso a nivel internacional, la paella, que ya es hasta un emoji en Whatsapp. Pues sí, efectivamente, la base de otro de los emblemas de la denominada «cultura española» también tiene un nombre de origen árabe. Y es que fue esta cultura la que trajo a la Península Ibérica el cereal que es la base de la alimentación en Asia. La palabra arroz proviene del árabe hispánico arráwz, modificada a partir de la palabra del árabe clásico, que a su vez procede del griego. Es una palabra que suena de modo similar en muchos idiomas, y que el griego seguramente tomase del persa. En tamil, por ejemplo, suena a algo así como aricy. ¡Ha viajado un poco esta última palabra de origen árabe!

Cualquier cultura es la mezcla de muchas, no hay duda. En Ontranslation no sabríamos determinar los constituyentes principales de la cultura compartida en el Estado español, pero sí sabemos que el estereotipo que la define es el del flamenco, la paella, los toros y el vino, aunque, obviamente, no todo el mundo vive solo de estereotipos. Lo realmente curioso es que en todos estos elementos típicos hay una clara influencia árabe. Ya sabéis, ¡contadlo la próxima vez que alguien saque el topicazo!

De |2017-11-02T16:48:58+00:00noviembre 2nd, 2017|Sin categorizar|0 Comments

Deja un comentario