Traducción y prensa: ¿está el futuro en la traducción automática?

//Traducción y prensa: ¿está el futuro en la traducción automática?

Traducción y prensa: ¿está el futuro en la traducción automática?

Traducción y prensa son dos ámbitos que se complementan a la perfección en una sociedad multilingüe como la nuestra. Tenemos como ejemplo de esto las tiradas en castellano y en catalán de la prensa catalana. Pero, ¿son un ejemplo a seguir? De momento, no. Y no porque traduzcan, pues hay que traducir, y mucho, sino porque lo hacen mediante un programa de traducción automática. Como lo oís, los periódicos utilizan desde un traductor de textos proporcionado por una empresa privada —como es el caso de La Vanguardia y el Lucy LT KWIK Translator—, hasta traductores de textos gratis, como Google Translate.

Y claro, luego pasa lo que pasa. ¿Quién no recuerda en Cataluña el fantástico nombre que le dieron a Leo Messi en La Vanguardia? En su edición catalana, el programa de traducción automática no detectó que «Leo» era un nombre propio, así que consideró que no podía tratarse de otra cosa más que de la primera persona del singular del verbo «leer». Vamos, que al día siguiente no era Leo Messi quien había ayudado a su equipo a conseguir la victoria, sino «Llegeixo Messi». Otro caso interesante, esta vez directo desde el extremo oeste de la península, es la traducción que se publicó en el sitio web del Concello de As Pontes, Galicia, con motivo de su Feira do grelo. El traductor de textos Google Translate decidió que la traducción correcta era, cómo no, «Feria del clítoris». Para muchos, llegados hasta la localidad coruñesa en busca del ansiado manjar, la unión entre traducción y prensa cometió una traición imperdonable.

Pero no se queda ahí la cosa, muchos periódicos no solo practican la traducción automática, sino que la promueven. Una gran cantidad de medios se han subido al carro de los programas de traducción automática gratuitos. De este modo, diarios como El País, El Mundo y ABC ofrecen ahora traductores de textos gratis. ¿Ha quedado decidido que es este el camino que debe seguir el matrimonio entre traducción y prensa?

En los ámbitos de traducción y prensa, los programas de traducción automática pueden suponer un buen punto de partida de cara a la traducción de un volumen de contenido tan elevado como el de un periódico de gran tirada, sin embargo, nunca se debe confiar en ellos para crear un producto final que no requiera una revisión exhaustiva. Para muestra un botón, solo hace falta poner un artículo de prensa en inglés en el Google Translate y traducirlo al castellano para ver la cantidad de errores que todavía cometen estos programas. En Ontranslation somos de la opinión de que, si se va a hacer mal por narices y se delegará la traducción en un aparato, es vital realizar un trabajo de posedición que solo puede llevar a cabo un profesional con experiencia; la traducción automática, gratis o no, no es infalible, ni por asomo. Además, los profesionales no solo conocen las lenguas de origen y de llegada con las que trabajan, sino que también disponen de una sensibilidad cultural experta que permite ofrecer un producto final natural y adaptado culturalmente, algo que una máquina nunca podrá ofrecer.

Y vosotros, ¿qué pensáis sobre los programas de traducción automática y su aplicación en la prensa escrita?

¿Te ha gustado nuestro post? Recibe nuestra newsletter mensual con el mejor contenido de nuestro blog.

De |2018-02-01T17:29:54+00:00mayo 4th, 2016|Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario