Traductor de páginas web: el humano gana a la máquina

//Traductor de páginas web: el humano gana a la máquina

Traductor de páginas web: el humano gana a la máquina

A la hora de seleccionar un traductor de páginas web solo hay una opción eficaz. Y es la de que tu web la traduzca una persona. Y si puede ser profesional, mejor. Por muchos avances que se esté haciendo en el ámbito, la traducción automática efectiva aún no es más que un sueño. Las máquinas no saben apreciar los matices  que un traductor profesional puede apreciar. Por eso, el único traductor de páginas web fiable es una persona.

¿Un traductor de páginas web gratuito?

Es tentador. Por nada o muy poco dinero hay mil aplicaciones que prometen traducir tu WordPress, traducir tu PrestaShop, etc. Sentimos decepcionaros… Estas aplicaciones no tienen efectividad ninguna. Si algo es gratis de cara a la traducción es porque se basa en la traducción automática, no en traductores profesionales. Todas estas aplicaciones que se venden como «el mejor traductor de páginas web», «la manera definitiva de traducir tu página web», etc. simplemente no son útiles. Pasan tus textos de un lenguaje a otro utilizando únicamente un algoritmo. Y esto es como poner en el teléfono un contestador automático. Puede servir para iniciar la interacción, pero en seguida se complica y necesitamos la expresión humana

Las máquinas aún no están ni cerca de la interacción humana

Por mucho que determinados gurús de la robótica lo auguren, esto no ha ocurrido todavía. Las máquinas aún son nuestras primas tontas. Y esperemos que lo sigan siendo, si no que le pregunten a Sarah Connor… En el lenguaje entra en juego una semántica complicada. Esta, al cambiar de un idioma a otro, no se traslada literalmente. Y que las máquinas no entienden. Para entender esto, basta decir que la mayoría de palabras son polisémicas, y que hace falta el contexto para entenderlas en la mayoría de ocasiones. El contexto en el que hablamos tiene demasiadas variables como para que una máquina las entienda y maneje todas. Y no solo es la polisemia, sino los tonos que se pueden apreciar en un discurso (la ironía o el humor por ejemplo), hechos culturales que funcionan de diferente manera en unos idiomas y en otros.

Google sabe todo esto

 Sí, amigas y amigos. Esto que os contamos no es nada nuevo para una empresa como Google, quienes, paradójicamente, ofrecen su traductor automático. Lo saben, conocen perfectamente la herramienta y saben que no puede sustituir a un humano. Por esto, de cara al posicionamiento SEO en Google, utilizar un traductor de páginas web automático es contraproducente. ¡La empresa es consciente de que estas páginas no van a ofrecer la mejor experiencia al usuario! Pues contendrán múltiples errores típicos de la traducción automática. Y, lógicamente, lo penalizan.

El único traductor de páginas web efectivo es un profesional de la traducción

Por mucho que os prometan maravillas con un traductor  de páginas web automático, utilizarlo será contraproducente. Nosotros os recomendamos traducir una página web con profesionales. Conocemos el contexto, tanto el tuyo como el de la lengua de destino. ¡Por no olvidarnos del posicionamiento en Google que se consigue con una traducción SEO!

De |2018-10-26T14:47:54+00:00diciembre 4th, 2018|Ecommerce y Web|0 Comments

Deja un comentario