¿Traductores buenos, bonitos y baratos?

//¿Traductores buenos, bonitos y baratos?

¿Traductores buenos, bonitos y baratos?

Hoy venimos con ganas de responderos a la pregunta del millón. ¿Existen traductores buenos, bonitos y baratos? Nuestra respuesta, de primeras, es sí. Pero claro, muchas personas pensarán que los servicios de traducción no son del todo baratos. Pero eso es porque no se han parado a pensar todo lo que hay detrás de un trabajo como el de la traducción profesional. Los traductores buenos lo son por la formación que obtienen, por lo que merecen ser remunerados dignamente.

Traductores buenos

Tal vez estos son los más difíciles de encontrar. Los traductores buenos son una aguja en un pajar en medio de una maraña de intrusismo. Hoy en día, cualquier persona que sabe dos idiomas planta en su currículum que se dedica a la traducción. Y así pasa. Nos encontramos a cada paso pequeños errores en las traducciones de textos, páginas web… A veces falsos amigos traducidos a la ligera, otras veces expresiones mal interpretadas… Aunque lo más abundante, sin duda, son las faltas de ortografía. Y es que señoras y señores, conocer un idioma y saber usarlo no significa tener un nivel proficiente en él… Para alcanzarlo se necesita tiempo de estudio y trabajo, y solo los profesionales de la traducción lo han dedicado realmente.

Traductores bonitos

Bueno, dicen que cuanto más cercana es una persona más guapa te parece. Por eso en Ontranslation todas las personas que trabajan con nosotros nos parecen  bien bonitas. Pero bueno, no nos referimos a eso. La belleza es una cuestión subjetiva, ¿no? Pues por eso, a una agencia de marketing no le gustará el mismo tipo de traducción profesional que a un ingeniero… De entre los traductores buenos, hay traductores que encajan mejor con tu proyecto. Hay profesionales más creativos que prefieren dedicarse a la transcreación o a la traducción audiovisual. Otras prefieren lo exacto y la precisión, y por eso se dedican a la traducción científica… Y así  muchísimos tipos de traducción. ¡Encuentra a los profesionales de la traducción que más te gusten!

Traductores baratos

Y este es el gran punto. Ese en el que casi todo el mundo se fija de primeras. Y aquí es, también, donde los dos puntos anteriores se invalidan muchas veces. Una cifra barata nos nubla la vista y nos olvidamos de la profesionalidad y la adecuación al proyecto. ¡Craso error! Elegir a un traductor barato supondrá seguramente eliminar a los traductores buenos y a los traductores bonitos de tu proyecto. Eso, o supondrá contratar a un profesional cualificado al que no le están pagando lo justo por su trabajo. Se llama precariedad, y a nadie le gusta, ¿verdad? La traducción es un servicio que requiere de profesionalidad, experiencia y dedicación. Por esto, cualquier precio demasiado barato es sospechoso.

Existen los traductores buenos, bonitos y baratos. Aunque no tan baratos

Un servicio de traducción profesional puede tener un precio justo. Eso, si entendemos que los profesionales que trabajan con nosotros han de recibir un salario digno. Los traductores buenos a veces son ninguneados, esto lo causa el intrusismo en la profesión. Pero que no te engañen, una ganga en traducción siempre será peligrosa. ¡Mejor confiar en expertos!

De |2018-11-21T08:42:19+00:00noviembre 22nd, 2018|Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario