¿Cómo traducir un documento, con maquetación o sin ella?

//¿Cómo traducir un documento, con maquetación o sin ella?

¿Cómo traducir un documento, con maquetación o sin ella?

La pregunta de este post es común en nuestros clientes a la hora de plantearse cómo traducir un documento. Muchos vienen a nosotros con la idea de editar el documento, no saben si hacerlo o no o piensan que por defecto los traductores y profesionales del lenguaje sabemos maquetar. Por esto, en este post os contamos algunas cosas que pueden ser decisivas a la hora de plantearnos cómo traducir un documento. ¿Con maquetación o sin ella? ¡Vamos a ello!

Pero, ¿qué es exactamente la maquetación?

La maquetación (o diagramación) es la técnica que se encarga de disponer en un mismo espacio contenidos escritos y visuales (hoy en día, también audiovisuales). Como decimos, es una técnica, y como tal requiere del aprendizaje de unos conocimientos, y no todas las personas poseen las habilidades para llevarla a cabo.

Los traductores no somos maquetadores

Parece evidente, pero no lo es tanto. Muchos piensan que la maquetación viene incluida al traducir un documento. O que los traductores somos siempre expertos en maquetación. Y nada más lejos de la realidad. Ambas son profesiones diferentes y altamente especializadas. Por esto, los profesionales que saben cómo traducir un documento en la mayoría de los casos no sabrán cómo editarlo visualmente. Hay muchas agencias de traducción que cumplen con la demanda. Eso sí, nunca os van a ofrecer el servicio de maquetación sin especificarlo primero.

Para saber cómo traducir tu documento, pregúntate para qué está destinado

Por esto, cuando acudas a las agencias de traducción a pedirnos la traducción del documento, plantéate si necesitas la maquetación también, para que podamos planificarla contigo. Piensa, para saber cómo traducir tu documento, qué necesidades tienes:

  • La maquetación es necesaria cuando la traducción del documento va a ser mostrada a un cliente o a una tercera persona con la que tienes que quedar lo mejor posible. Es el caso de los dosieres de empresas, de los catálogos, de los libros de instrucciones…
  • La maquetación es útil cuando el público no va a ser extremadamente crítico, pero tiene que acceder a los documentos. Tal vez te puedes ahorrar la maquetación si traduces una circular o una presentación de power point internas, por ejemplo.
  • La maquetación es innecesaria cuando la traducción del texto se va a volcar a una plataforma distinta. Esto ocurre sobre todo en entornos virtuales. ¿Quieres traducir una web, traducir un ecommerce o la traducción de tus redes sociales? Entonces tal vez tengas que plantearte cómo traducir tu documento para que funcione en estos canales. Pero en estos casos la maquetación servirá de poco…

Solo tú sabes los pormenores para que decidamos cómo traducir un documento, y nos lo debes transmitir

Obviamente, en las agencias de traducción sabemos cómo traducir un documento. Pero no conocemos de primeras tus estándares o necesidades. Nosotros podemos asesorarte, darte recomendaciones, pero la respuesta final es tuya. Una vez tengas claro que la maquetación no está incluida en el proceso de traducción, plantéate si quieres que la hagamos.

De |2018-09-17T14:15:29+00:00octubre 2nd, 2018|Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario