La revisión de galeradas es vital para llevar a cabo una internacionalización satisfactoria. Es necesario prestar atención al contexto, a aspectos que van más allá de lo puramente lingüístico. Esto es lo que ocurre, por ejemplo, con la traducción de sitios web, la traducción de folletos o la traducción de catálogos.

Los textos forman parte de un todo en el que el diseño también tiene una importancia fundamental. El servicio de traducción no puede ser adecuada si olvidamos el contexto. Sin embargo, hay veces que no es posible. El equipo de traductores profesionales puede no disponer del contenido insertado en su soporte final.

Revisión ortotipográfica de textos

Todos estamos familiarizados y concienciados con la obligatoria revisión ortotipográfica después de un trabajo de traducción. Pero algo que no siempre se lleva a cabo y que es igual de imprescindible es la revisión de galeradas o también llamada revisión de arte final.

En muchos casos, por ejemplo, el diseño de una página web, no se realizó teniendo en cuenta que iba a localizarse en varios idiomas. De esta manera, la maqueta original del sitio puede llegar a causar errores que tienen que ver más con el diseño que con la traducción.

El número de caracteres cuenta

El más común tiene lugar cuando el contenido traducido consta de una cantidad de caracteres mayor de la que acepta la caja en la que se inserta. Esto hace que quien visite el sitio vea que el texto se solapa con otro o no se ajusta al lugar que debería ocupar.

Otro problema frecuente con la localización de sitios web o la traducción de documentos con maquetación es la partición de sílabas. Aunque solemos culpar al traductor, aquí tenemos otro claro ejemplo de la importancia de revisar una traducción en contexto. Aquí el problema seguramente haya estado en la fase de maquetación, que no ha tenido en cuenta las sílabas en el idioma de destino.

Revisión de arte final y terminología

Sin embargo, los errores más graves resultantes de la falta de contexto son los que afectan a la terminología utilizada en el contenido traducido. En ocasiones, una simple imagen puede dar la pista para que el equipo de traducción sepa que término utilizar, pero, como decíamos, no siempre se dispone del contexto.

De este modo, una «casa accesible» —accesible para personas con discapacidad física—, puede traducirse erróneamente en inglés como «affordable house» —casa económicamente accesible—, algo que podría evitarse fácilmente si se dispusiese del Símbolo Internacional de Accesibilidad.

Adapta tu traducción al contexto

Una revisión de galeradas previa a la publicación del sitio web, la publicación de un catálogo permite identificar estas cuestiones y adaptar el contenido a su contexto, garantizando que se consigue crear un todo coherente con el que el público objetivo esté familiarizado.

La revisión de arte final es vital para evitar que el producto presente un diseño descuidado y una traducción descontextualizada. Por este motivo, en Ontranslation agencia de traducción, aparte de la revisión ortotipográfica posterior a toda traducción, también ofrecemos un servicio gratuito de revisión de galeradas que asegura la contextualización y la corrección del contenido traducido. Porque traducir va mucho más allá de transformar palabras.

¿Buscas revisar un texto? Contacta con nosotros.