Si lo que quiero es adaptar mi tienda para vender en otros países, un primer paso será entender qué es el cross border ecommerce y saber llevarlo a cabo. Cross border, como muchos sabréis, significa ‘cruzar fronteras’, y esto es exactamente lo que significa este concepto. Eso sí, añadiendo que, como anglicismo crudo, en nuestro idioma significa hacerlo a través de un ecommerce. Las tiendas hoy en día ya no solo están a pie de calle, son virtuales. Y el ecommerce transfronterizo es una estrategia cada vez más interesante.

Cross border ecommerce: la internacionalización efectiva de tu tienda online

El cross border está aquí para quedarse. Si preguntas a tu alrededor, seguro que muchas de las personas que te rodean hicieron alguna compra online en otro país en el pasado. Según los datos revelados por PayPal (que de esto saben un poco) en una encuesta realizada en 31 países —incluido España— a más de 34.000 consumidores:

  • Un 58 % de las personas compraron en el último año por Internet fuera de sus fronteras.
  • Hay mercados en los que estos datos se disparan. En Oriente Medio un 84 % de los consumidores fueron compradores cross border en el último año, y un 14 % solamente compró en mercados exteriores. En Sudáfrica un 62 % compró tanto en su mercado como fuera y un 12 % únicamente fuera.

España no está entre los países que lideran el cross border

Cinco países lideran el cross border a nivel mundial, llevándose en total un 76 % de las ventas. China (con un 26 %) y Estados Unidos (21 %) son los líderes indiscutibles, seguidos de Inglaterra (14 %), Alemania (10 %) y Japón (5 %).

Si España pretende liderar la internacionalización de empresas, tenemos que aparecer en estos primeros puestos. ¿Cómo podríamos hacerlo?  Pese a que los costes más bajos mueven a la mayoría de los compradores (un 72 % señaló estos como la razón principal), deberíamos tener en cuenta que:

  • Un 49 % compra gracias al ecommerce transfronterizo productos no disponibles en su país
  • Un 34 % para descubrir productos interesantes y un 29 % por la mayor calidad de los productos.

Si contrastamos los productos más exportados desde España con el tipo de producto que se compra en el ecommerce cross border nos arroja algunas ideas clave que podemos utilizar en nuestro favor: el tercer producto que más exporta España es el textil, que lidera las ventas en este tipo de compras online (un 68 % de los compradores lo utiliza para estos productos). Los productos de alimentación, de los que España es líder, no aparecen entre las opciones más demandadas. ¿A qué esperamos para crear la demanda?

La traducción es la primera fase al adaptar mi tienda para vender en otros países

Si queremos internacionalizarnos con éxito, debemos estudiar a nuestros clientes potenciales. Un ecommerce que tenga en cuenta a quién se dirige tiene muchas más probabilidades de triunfar. Por eso tenemos que entender que adaptar mi tienda para vender en otros países implica necesariamente traducirla.

Atendiendo de nuevo a los datos de la encuesta de PayPal, en el mejor de los casos (para una empresa que decida no traducir la página web, claro) el 50 % de los compradores de Oriente Medio confiaría en una web escrita en otro idioma. En Norteamérica y en Sudáfrica menos del 25 % confiaría si no les hablan en su idioma. ¡Hablar a los clientes en su idioma es un básico en esto del ecommerce transfronterizo!

¿A qué esperan las empresas españolas para trabajar el cross border?

Parece clara la respuesta a ¿cómo adaptar mi tienda para vender en otros países? Utiliza las estrategias de crossborder ecommerce, puesto que es un negocio creciente en el que las empresas españolas tienen mucho que ofrecer. Hay países donde este es más importante que las ventas online nacionales. Además, existen sectores inexplorados que pueden suponer una oportunidad de negocio para muchos. Eso sí, si quieres triunfar vendiendo fuera la mejor opción es externalizar los servicios de traducción de tu ecommerce, ¡o la inversión puede salirte cara!