¿Por qué es importante cuidar la traducción y el customer experience?

Traducción y Customer Experience tienen que relacionarse inevitablemente si tus clientes son internacionales. Cuidar al cliente aportándole un valor diferente a través de determinadas acciones durante el customer journey (el viaje que hace el cliente desde que se fija en el servicio hasta que repite la compra) marca la diferencia, independientemente del idioma que este hable.

Muchas personas cometen el error de no cuidar la expresión lingüística en la experiencia del consumidor. Piensan que si el cliente viene es para quedarse, y lamentamos deciros que no: hay todo un mundo de competidores ahí fuera dispuestos enganchar y fidelizar a los clientes. Y uno de los canales para conseguirlo es conjugar traducción y customer experience (o, abreviado, CX).

 

Por qué es importante el customer experience

El customer experience (o experiencia de cliente, en castellano) son las estrategias que utilizamos desde que llega un cliente a nuestro negocio hasta tiempo después de haber adquirido el producto. Todas ellas han de estar orientadas a generar una imagen positiva de nuestra marca, un buen recuerdo al que el consumidor recurra cuando vuelva a necesitar un producto o servicio como el nuestro.

Obviamente, generar un recuerdo positivo en cualquier cliente es muy importante: al fin y al cabo, los esfuerzos que hacemos en captación son enormes, y una vez que entra un cliente queremos que se quede.

 

Fidelizar nuestra cartera de clientes es tan importante o más como hacer conseguir nuevas personas que adquieran lo que les ofrecemos. Al fin y al cabo, las recomendaciones de clientes que están contentos con nuestros servicios suelen ser el mayor canal de venta de las empresas.

 

Saber quién es tu cliente para dirigirte a este

Una vez que tenemos claro que queremos dejar un buen recuerdo en nuestro cliente, que queremos mantenernos en su top of mind, es hora de saber quién es este cliente. Puede ser que tengamos perfiles muy variados, o que nuestros clientes pertenezcan siempre al mismo sector poblacional. Dependerá de lo que vendamos, claro.

Aquí, la estrategia es muy similar a la que hacemos al generar un público objetivo, solo que tenemos más ventajas: los clientes ya se han acercado a nosotros, así que su perfil no es una suposición (que puede ser acertada o no), sino que lo conocemos perfectamente.

Es importante tener clara la segmentación de nuestros clientes, los perfiles que se acercan a nuestra empresa, y desarrollar una estrategia de experiencia del consumidor acorde con su modo de entender el mundo.

A nadie le convence una empresa que no habla como él o ella, o como él o ella quiere que le hable una empresa. ¡Estudia a tus clientes y ofréceles un discurso a su altura mientras haces su experiencia de compra la mejor posible!

 

Customer experience y traducción: cuando la personalización es internacional

Nuestros clientes internacionales son diferentes a los locales, pues cada país tiene sus modos de ver, sus prácticas culturales. Lo hemos explicado en muchas ocasiones: cuando cambiamos de idioma no solo hacemos esto, también cambiamos de valores asociados a su cultura.

Esto, por supuesto, es algo que tener en cuenta a la hora de tratar a nuestros clientes internacionales: cuando traducimos para nuestro customer experience en otro país hemos de saber lo que funciona o no en ese país. Pues calcar el discurso, y con él la estrategia, que tenemos en nuestro propio mercado puede tener unos resultados desastrosos.

Pongamos un ejemplo práctico: imaginemos que nuestro cliente habitual es un padre de familia. Cuando este cliente se acerca a nosotros, queremos mandarle un mensaje que conecte con él. Esto no será igual en cada mercado, debido a la diferente aceptación de las jerarquías en una cultura u otra.

 

Si nuestro cliente es mexicano, país en el que las jerarquías sociales están más naturalizadas, podremos hablar de que “merece” nuestro producto o servicio, o referirnos a la importancia de esta persona como sostenedor de su familia. En otros lugares donde esta jerarquía se pone más en duda, como en Suecia o Finlandia, un discurso tan centrado en la importancia que tiene este padre con respecto a su familia no será efectivo. En este caso tal vez el discurso debería orientarse a los beneficios que nuestro producto puede tener para todos en casa.

 

Customer experience en un mercado global: traducción y sensibilidad cultural

Lo hemos dicho en muchas ocasiones, no solo vale la traducción palabra por palabra para que nuestra internacionalización sea efectiva. Esto no es diferente en la CX strategy para mercados internacionales.

 

[bctt tweet=»No solo se tratará de #traducir del español de México al sueco o al finlandés, sino también de adaptar nuestro discurso a la realidad social y cultural de un mercado u otro. Solo así nuestra estrategia de #CX internacional será efectiva. #t8n #l10n » username=»on_translation»]

 

Entiende quiénes son (o serán) tus clientes, y trata de tener un discurso acorde con sus valores. ¡Será un paso más para conseguir que vuelvan! ¿Cómo hacerlo? Pues fácil, contacta con una agencia de traducción que conozca otros mercados, explícale cuál es tu estrategia y deja que hagan magia adaptándola a través de la transcreación de tus textos.

¡No hay mejor embajador de marca que un cliente contento! Sea local o internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

POSTS RELACIONADOS

+ Ver todas las publicaciones