Cómo traducir una página web

//Cómo traducir una página web

Cómo traducir una página web

La pregunta ¿cómo traducir una página web? Es frecuente en aquellas personas que entienden las ventajas de la internacionalización de su negocio. A día de hoy es cada vez más necesario conectar con clientes fuera de nuestras fronteras. Los productos se especifican, y, en lugar de dirigirnos a un público amplio en el mercado local, nos dirigimos a perfiles concretos del mercado global. Es por eso que muchos que se lanzan a conquistar este mercado online se preguntan cómo traducir una página web.

Tres respuestas a cómo traducir una página web

Las empresas suelen responder a esta necesidad de tres maneras distintas, que implican también unos costes y un retorno de la inversión distintos:

  • Recurrir a un plugin de traducción automática no tendrá ningún coste, pero el texto obtenido será de dudosa calidad. Si optamos por esta opción es porque nuestro cliente tiene un alto interés en nuestro producto, y no tenemos que convencerle, solo «facilitarle» las cosas.
  • Pedir a una persona bilingüe que haga la traducción. Sus precios serán más ajustados y, claro está, escribirá el texto en su idioma, pero este tendrá errores. Si hay competencia en esta lengua (y tarde o temprano la habrá), un cliente indeciso jamás se decantará por un texto con errores de coherencia u ortografía, tal y como se ha demostrado.
  • Encargar la traducción a un profesional es la opción que parece más costosa a priori. Muchos, al plantearse cómo traducir una página web, minusvaloran el trabajo del traductor profesional y piensan que es muy caro. Sin embargo, es la opción que más beneficios reporta, sobre todo a largo plazo. Os explicamos por qué.

Los beneficios de trabajar con profesionales

Está claro que depende de vuestros planes: si vuestro lema es «pan para hoy, hambre para mañana», olvidaos de las agencias de traducción. Si por el contrario creéis en una inversión efectiva, que dure en el tiempo y que aporte valor a la empresa, no lo dudéis ni un momento al plantearos cómo traducir una página web. ¡Encargad la traducción a una agencia profesional! Los beneficios serán los siguientes:

  • Los textos estarán bien escritos y dirigidos a vuestro público. ¡Funcionarán para captar nuevos clientes! Además, si la agencia con la que trabajéis está actualizada, traducirá el SEO de manera que sea efectivo en el país al que os internacionalicéis.
  • Cualquier adaptación que queráis hacer en el mercado de destino será comprendida, estudiada y resuelta. Trabajaréis con personas que conocen bien el entorno de la lengua a la que traducís.
  • Aunque no suele ocurrir, si detectáis cualquier error tendréis cubiertas las espaldas. Ninguna agencia de traducción os dirá que no a rectificar un error, por mínimo que sea.
  • Las agencias podemos adherirnos a sellos de calidad, que garantizan de manera externa que el proyecto cumple determinados estándares. Un ejemplo es la ISO 9001:2008, que en nuestro caso nos examina cada año.
  • Si necesitáis una actualización de los textos, no tendréis que hacerla desde cero. Los profesionales elaboran glosarios y memorias de traducción con los que será más fácil adaptar los textos a nuevas necesidades del mercado.

La respuesta a cómo traducir una página web es hacerlo con un profesional

No hay otra, si queremos una internacionalización efectiva no podemos dudarlo a la hora de pensar cómo traducir una página web. Aunque al principio la inversión parezca algo elevada, esta en seguida retornará ya que el cliente se sentirá confiado al leer un texto de calidad.

De |2018-01-24T16:42:46+00:00enero 18th, 2018|Traducción & Interpretación|0 Comments

Deja un comentario