La importancia de usar la letra cursiva

A veces necesitas resaltar una palabra o una frase pero no sabes cómo hacerlo. O quieres destacar el origen extranjero de una palabra y no encuentras la manera correcta. Es lo que tienen las convenciones: son muy útiles, pero hay que saber controlarlas. No te preocupes, desde Ontranslation te vamos a explicar cuándo usar la letra cursiva, una aliada fundamental.

¿Para qué sirven las convenciones tipográficas?

Las convenciones tipográficas permiten organizar los textos, evitar ambigüedades e identificar elementos concretos. Cuando escribes en tus redes sociales no piensas si usar la letra cursiva, las comillas o las sangrías. ¿Pero qué pasa si escribes para tus clientes o en un contexto profesional? En ese caso, debes seguir las convenciones tipográficasfacilitan la lectura y crean una marca personal o de empresa efectiva.

La cursiva para resaltar préstamos lingüísticos

La cursiva permite destacar palabras de otros idiomas y que tu público las identifique. Usar la letra cursiva en estos casos es imprescindible para garantizar una lectura sin ambigüedades. Además, demuestra precisión en el uso de la lengua. Por cierto, el uso de la cursiva también se aplica a la escritura de términos científicos, por su procedencia mayoritaria del latín.

Usar la letra cursiva para marcar el tono del discurso

Efectivamente, se puede utilizar la letra cursiva para marcar el tono del discurso escrito. Lo que en el lenguaje oral se consigue mediante la entonación, a la hora de escribir se destaca con el uso de la cursiva. Por ejemplo, si en un texto quieres decir que me llueven los amigos de verdad deberás marcar el fragmento con la letra cursiva.

La letra cursiva y su uso metalingüístico

La cursiva también se puede aplicar para marcar las palabras o letras a las que nos referimos en un texto escrito. Si, por ejemplo, quisieras enviarle un correo electrónico a tu diseñadora web para que cambie un elemento del menú superior, escribirías «ese llámanos de la esquina superior derecha queda un poco mal».

La cursiva para mencionar obras completas

Veamos cómo usar la letra cursiva para referirnos a obras completas. Si en tu texto quieres hablar de un libro, una película, un cuadro o un álbum deberás marcar el título con cursiva. Por lo tanto, la forma correcta es El lazarillo de Tormes, pero para referirse a un capítulo concreto de esta obra se cambia el uso de la cursiva por el de las comillas. También se debe usar la letra cursiva para escribir el título de una obra completa aunque este no esté completo: El lazarillo.

La letra cursiva es muy útil, quiérela

Si la ortotipografía pone a tu disposición este preciado recurso, sácale el máximo partido. Demuestra que sabes qué quieres transmitir en tus contenidos escritos y eleva la categoría de tu marca. ¡Usar la letra cursiva de manera adecuada es clave para la belleza de tus escritos! Y si todavía te queda alguna duda, siempre puedes confiar en los servicios de Ontranslation.